‘Las luminarias’, de Eleanor Catton

0
196

Siruela publica la novela ganadora del Premio Booker en 2013, ubicada en el contexto de la Fiebre del Oro que asoló la isla de Nueva Zelanda en torno a la década de 1860.

luminariasLas luminarias, editada por Siruela, es una novela monumental: tanto por su extensión como por su calidad. Durante aproximadamente ochocientas páginas nos sumergimos en Hokitika, una localidad de Nueva Zelanda, en la que se han hallado yacimientos de oro. Tras el fallecimiento de un hombre humilde que atesora sorprendentemente en su cabaña una inmensa fortuna y la desaparición de un hombre adinerado, doce hombres se proponen desentrañar el misterio en una reunión privada celebrada en la taberna de un hotel próximo al muelle. Esto les conducirá a un capitán de navío que ha huido furtivamente y a una prostituta que calla reveladores secretos. Contarán con la ayuda de un forastero que inicia su andadura en las excavaciones y que se muestra muy interesado por los acontecimientos acaecidos.

Una de las grandes virtudes de Catton es la deslumbrante capacidad de dar realismo a unos personajes dispares, de diferente condición y oficio, y cuya ideología y creencias están ligadas a un pasado que el lector debe descubrir. Nos codeamos con buscadores de oro, alcaides, marineros, boticarios, traficantes de opio, médicos, clérigos e incluso videntes. En un lugar donde la explotación y la obtención de oro prima sobre la lealtad, la corrupción y la extorsión son habituales y todos los hombres actúan con codicia y en favor de sus intereses, aunque las consecuencias sean letales. Asimismo, la complejidad y diversidad de las tramas enriquecen sumamente Las luminarias, innovando en algunos aspectos como en la introducción de la astrología que contagia a la estructura de la novela.

Se debe destacar, además, la riqueza narrativa de la autora y su cuidada documentación en relación con conocimientos marítimos y de la cultura maorí. Se agradece que Eleanor Catton haya explorado nuevos horizontes en literatura, recuperando temas que actualmente no son habituales para componer una obra compleja y repleta de intrigas.  A pesar de todas sus virtudes, Las luminarias resulta algo irregular, gozando de capítulos sobresalientes y otros en los que la acción parece no avanzar, lo que conlleva a que el interés del lector tienda irremediablemente a decaer. Sin embargo, esto no deslustra una obra con ritmo pausado (para no perdernos ni un detalle), cuyas piezas encajan a la perfección en un apoteósico desenlace.

Eleanor Catton se desvela como una espléndida narradora en la que es su segunda novela. La primera, El ensayo general, fue escrita como tesis de graduación para su máster y con ella obtuvo en el año 2007 el Adam Award. Con tan solo 29 años y contando con el aplauso de público y de crítica, ha logrado los más importantes premios internacionales como el Booker, el Orange o el Médicis y ha sido traducida a más de quince idiomas. Es innegable que estamos ante una de las promesas de este siglo y, por ello, os invitamos a internaros en el fantástico universo literario que crea la autora en Hokitika. No aseguramos el hallazgo de una pepita de oro, pero sí una experiencia única.

Dejar respuesta