Las llamadas ‘Marchas de la Dignidad’ harán su entrada en la capital el próximo 22 de marzo

0
176

Son nueve las columnas preparadas, según afirman, “para tomar Madrid y recuperar los derechos perdidos”. Lemas bajo los que  Murcia-Alicante, Valencia, Navarra-Aragón, Euskadi, Galicia, Asturias, Andalucía, Extremadura y desde Perpignan la Marea Granate, iniciaron desde el mes de febrero un peregrinaje hasta Madrid que finalizará el próximo 22 de marzo en la Puerta del Sol. El objetivo según su portavoz Irene Montero, será “hacer una demostración de fuerza unitaria de una sociedad organizada”.

marchas de la dignidad

La llegada a Madrid de estos colectivos tendrá lugar en una manifestación organizada que arrancará en Atocha a las 17.00 horas y conducirá a los manifestantes hasta la plaza de Colón. Sin embargo, este no será el final de la movilización. Las columnas, advierten, vendrán a Madrid “para quedarse”, con lo que pretenden presionar al Gobierno para que dé marcha atrás en sus políticas de “retirada sistemática de derechos sociales, civiles y políticos a la ciudadanía”.

Diego Cañamero, portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores, ha asegurado que, a su llegada a Madrid, mantendrán una “mentalidad de guerrilla” para “poder adaptarse a cualquier situación” e irán celebrando asambleas para ir decidiendo en cada momento la estrategia a seguir ante la actitud que adopten las instituciones públicas. El objetivo, dicen, es acampar en la capital, pero esta será una decisión que se tomará según evolucionen los acontecimientos de dicho día.

A lo largo de la marcha, la intención es visibilizar aquellos problemas sociales, laborales y ciudadanos que vaya encontrando la columna a su paso. De este modo, se realizarán asambleas tanto en cada municipio como en puntos concretos como empresas en las que los trabajadores estén en conflicto con la patronal, barrios afectados por los recortes y núcleos rurales con problemas.

Los motivos para la movilización, aseguran los organizadores, son más “evidentes” que nunca y “jamás fueron tantos”.  Las ‘Marchas de la Dignidad’ suponen una propuesta a nivel estatal que ha sido preparada durante meses por cientos de colectivos sociales de todo el estado. En sus reuniones, las columnas han elaborado un manifiesto basado en el rechazo a los recortes en derechos, servicios públicos y libertades que consideran ineludibles desde el inicio de la crisis económica. En este manifiesto se recogen demandas como ‘Pan, trabajo y techo’, la petición de dimisión del gobierno, o la necesidad de apostar por un nuevo modelo de sociedad en el que se garanticen los derechos y servicios básicos a todos los ciudadanos. Igualmente, la movilización plantea también “la cuestión de no asumir la deuda pública, contraída de manera ilegal e ilegítima al socializar las pérdidas de la gran banca y empresas privadas, mientras que se privatizan aquellos servicios elementales para la vida como la sanidad, la educación, las pensiones o la atención a la dependencia”, apuntan.

A estas reivindicaciones se han sumado varios colectivos como los trabajadores de Coca-Cola, trabajadores de la Sanidad Pública, de Pan Rico, de la EMT de Madrid, de Metro Madrid y del Ayuntamiento de Alcorcón, así como otros colectivos como la Marea Azul, yayoflautas y la Corrala Utopía de Sevilla. Todos ellos mantienen sus reivindicaciones particulares, pero insisten en que cualquier solución a sus conflictos pasa por una “solución global”.

La acogida ciudadana de las marchas, no obstante, ha superado toda previsión y cada día se adhieren nuevos colectivos. La propuesta de las ‘Marchas por la Dignidad’ del 22 de marzo surgió del Sindicato Andaluz de Trabajadores, del Frente Cívico-Somos Mayoría de Julio Anguita y de los Campamentos Dignidad de Extremadura y contó con el respaldo inmediato de partidos políticos como Izquierda Unida e Izquierda Anticapitalista y diferentes plataformas de convergencia como Alternativas desde Abajo y ‘Suma, la gente primero’.

Junto al gran apoyo recibido, la plataforma lamenta la falta de seguimiento del recorrido por parte de los principales medios de comunicación quienes, según han asegurado en distintas redes sociales, “están ocultando el avance de las distintas marchas a fin de no darles la suficiente cobertura”. Apelando a una unidad con los apresurados preparativos, la Coordinadora 25-S, ha hecho un llamamiento en su página web a “todo el Pueblo” para que este salga a la calle el 22 de marzo con un nuevo objetivo: la abolición de la monarquía y la caída del régimen monárquico.

Dejar respuesta