Las Hondas lideran en Qatar

0
201

Parecía que no iba a llegar el momento en que el semáforo cambiara su color y diera comienzo el nuevo Mundial de Motociclismo, pero a las 5:02 , hora española, las motos de los chicos de 125cc ponían fin a esa larga espera.

Han sido unos meses de fichajes y trasvases entre las tres categorías, pero el dominio del octavo de litro sigue siendo español. Nico Terol, uno de los protagonistas en la lucha por el título la pasada temporada, no tuvo rival durante la carrera que inauguraba la cita mundialista. El alicantino del equipo de Aspar inició su escapada desde la primera vuelta y fue incrementando la diferencia con sus compañeros a razón de un segundo por vuelta. Por detrás de él, la lucha por el segundo puesto tenía a Cortese, Faubel y Efrén Vázquez como protagonistas. Héctor Faubel, compañero de equipo del intratable Terol y uno de los pilotos que ha vuelto a la categoría de 125 cc tras su exilio en Moto 2, tuvo problemas con su moto, que gripó y le hizo abandonar esta pelea. Finalmente, sería Cortese quien consiguiera el segundo escalón, mientras que Vázquez inició una nueva lucha por el tercer puesto del cajón con Sergio Gadea. Sería éste quien aprovechara un fallo del vasco para completar el podio y ganarse la felicitación de la mismísima Paris Hilton, mecenas de su equipo. Como apunte a esta carrera, hay que resaltar la labor del jovencísimo Maverick Viñales, de dieciséis años, que llegó a luchar por el sexto puesto con una valentía increíble y, desde luego, apunta maneras para empezar a despuntar en este mundial.

Con el buen sabor de boca y el primer paso para lograr un triplete español más, comenzaba la carrera de Moto 2 con la mirada de los aficionados puesta en la moto de Marc Márquez, debutante en la categoría y claro aspirante a ganar la carrera. Sin embargo, el que estaba siendo un fin de semana perfecto para el español, no tuvo su recompensa en la carrera del domingo. El de Repsol tuvo una mala salida pese a ocupar el segundo puesto de la parrilla y, a partir de ahí, tuvo que empezar una precipitada remontada que acabó por los suelos en la vuelta 16 en una aparatosa caída. Afortunadamente, el piloto no sufrió ningún daño y declaró que este incidente le serviría para aprender de los errores y tomárselo con más calma; pero la ilusión de los aficionados españoles se vino abajo. El piloto que sí logró una remontada de infarto y superó a un total de 14 rivales fue Andrea Iannone, que pese a su increíble hazaña, no pudo alcanzar a un imparable Bradl que lideró la carrera desde el inicio e impuso un ritmo que no pudieron seguir ninguno de los pilotos. La tercera posición la ocuparía Luthi, que se impuso en la pelea que mantenía con De Angelis y Takahashi. Una mala carrera para los nuestros pilotos, ya que fue Julián Simón, desde su décima posición, el primer español en llegar a la meta.

Dos carreras idénticas, con un escapado desde la primera vuelta, habían convertido el Gran Premio de Qatar en un descafeinado inicio de temporada. Los aficionados necesitábamos algo más emocionante y volcamos nuestra ilusión en la carrera de la categoría reina, llegaba la hora de la verdad para los pilotos de Moto GP, entre los que se encuentran 14 campeones del mundo.

Con la ausencia de Álvaro Bautista por su rotura de fémur durante los entrenos y el minuto de silencio en honor a las víctimas de Japón, la carrera necesitaba una alta dosis de adrenalina de los pilotos para recuperar la ilusión de los aficionados, y no faltó.

La carrera comenzaba con dos titanes: Pedrosa, que partía como un rayo desde la pole, y Valentino Rossi, que desde su novena posición remontó hasta la segunda posición en la primera curva. Desafortunadamente para el espectáculo, El Doctor no pudo mantener este puesto y le pasaron varios pilotos al salir de la curva. Empezaba entonces el duelo de las Hondas de Pedrosa y Stoner contra la Yamaha de Lorenzo, que había tenido problemas durante el fin de semana. Los compañeros de equipo parecían imparables y el vigente campeón sólo podía luchar por no ser superado por Andrea Dovicioso. Sin embargo, a medida que Stoner imitaba a sus compañeros de cilindradas menores e imponía un ritmo inalcanzable, Lorenzo se iba acercando hasta Pedrosa, a quien pronto dio caza. Ambos protagonizaron los adelantamientos más bonitos y los momentos más emocionantes de la carrera, aunque sería el mallorquín quien se llevara el gato al agua por los problemas físicos de Dani. Otra pelea apasionante fue la de Valentino Rossi y el actual compañero de box de Jorge Lorenzo, Ben Spies, que tras varias pasadas, consiguió alejarse del italiano.

El detalle feo lo tuvo un Jorge Lorenzo que celebró su segunda plaza como si se le fuera la vida en ello, robando protagonismo al justísimo vencedor, Casey Stoner. Al término de la carrera confesó que “diría que es la mejor carrera de mi vida”, curiosa revelación considerando que es campeón del mundo y esta carrera era la primera del Mundial. Ya sólo nos queda esperar al próximo Gran Premio de Jerez, la carrera de casa.

Fuentes de la imagen:
http://www.masmoto.net/competicion/2011/03/21/galeria-video-qp-qatar/

Dejar respuesta