Las Fonts Ufanes han vuelto a brotar en Mallorca

0
146

Este pasado mes de marzo ha sido la primera vez que han brotado en lo que llevamos de año

Les fonts Ufanes es un fenómeno hidrológico que se produce en la isla de Mallorca, concretamente en el municipio de Campanet. Como por arte de magia el agua empieza a surgir de entre las rocas creando una especie de riachuelo. Estas fuentes son un manantial intermitente que brotan después de unas lluvias intensas y continuadas que consiguen llenar el acuífero, situado justo debajo, provocando que el agua salga a la superficie de forma inesperada y violenta. No se puede prever con exactitud cuándo van a brotar y precisamente esto es parte de su magia.

En ocasiones el agua ha llegado a superar los 100 mil litros por segundo, agua con la que después se alimenta, parcialmente, el acuífero del Pla de Sa Pobla, otro pueblo de la isla y  parte la Albufera de Alcudia, el Parque Natural más importante de las Islas Baleares, que en 1987 fue declarada “zona de especial protección para las aves”. En los brotes normales se suele pasar de cero a tres metros cúbicos por segundo en cuestión de minutos.

Cuando repentinamente se da este fenómeno multitud de personas peregrinan hasta la Ermita de Sant Miquel, para poder ver de primera mano tan impresionante acontecimiento. Las Fonts Ufanes se encuentran en medio de un bosque precioso, de vegetación exuberante, donde predominan las encinas, un árbol mediterráneo perennifolio cuyas hojas verdes dotan al bosque de un color veraniego y atractivo. Las encinas están acompañadas de todo tipo de fauna y flora.

Cuando el acuífero ha descargado toda el agua, el nivel frenético con el que sale va disminuyendo y tal y como aparecieron desaparecen, dejando solamente un conjunto de rocas secas a la vista.

Fue en 2001 cuando fue proclamado Monumento Natural, este título también abarca la finca de Gabellí Petit que es donde se encuentran situadas las fuentes. El Decreto fue firmado el 31 de Agosto del 2001, este título tuvo especial importancia para los isleños, por ser el primer Monumento Natural en las Islas Baleares. El honor de recibir esta calificación fue por su singular valor paisajístico y para asegurarse de evitar su deterioro y conseguir su especial protección.

Para asegurarse de la preservación de este curioso y sorprendente fenómeno la Conselleria de Medi Ambient del Govern de les Illes Balears lo compró en el año 2005.

En la misma finca de Gabellí también podemos encontrar un talayote, su nombre original es talaiot, una construcción prehistórica, típica en Mallorca que dio nombre a una de las etapas más estudiadas de la prehistoria balear, la cultura talayótica. Aunque el estado de conservación de este talaiot no es muy bueno, se encuentra destruido en muy buena parte. Lo que mejor se conserva es la entrada al talaiot.

Fotografía: Aina Carrió

Dejar respuesta