Las Fallas

0
279

Pólvora, castillos de fuegos artificiales, conciertos… son solo algunos de los eventos falleros de las Fallas.
En Marzo, Valencia se engalana de fiesta y reluce con su máximo esplendor; época en la que las fallas mueven cerca de un millón de turistas provenientes de todo el mundo con un interés común: unirse a la fiesta y disfrutarla con todo su sabor.
Oleadas de gente acuden a las Torres de Serrano a la Cridá el primero de los actos falleros que da inicio a nuestra fiesta más internacional.
Durante esos días churrerías ambulantes
se apostan en las calles desde el barrio más discreto hasta el más céntrico de Valencia en las cuales tarde o temprano todos acabamos por comprar el típico cucurucho de churros o de buñuelos para dar buena cuenta de él , mientras nuestros pasos nos guían a ver los monumentos falleros y como no de las majestuosas luces que preceden a las fallas y en algunos casos como la de Literato Azorin van acompañadas de música las cuales son premiadas todos los años.

Pero no son solo las churrerias las que asaltan las calles, también lo hacen los puestos hippies y mercadillos medievales, donde tanto turistas como valencianos nos arremolinamos para curiosear y hacer nuestras compras.

Otro de los eventos ya míticos en fallas son las actuaciones en el centro de Valencia de peruanos y mexicanos en un intento de promocionar y vender sus discos mediante un show callejero.

Cabe decir que aunque todos los años el turismo fallero hace importantes ingresos en el sector hostelero este año a causa de la crisis esos ingresos han descendido de forma notable, de hecho en el presente año no han llegado a cubrir ni el 50% de los mismos, pues los turistas han optado por unas alternativas más económicas como son: en lugar de encargar en el bar el bocadillo para la cena de sobaquillo llevarlo hecho de casa, las numerosas cenas que antes se hacían en los restaurantes entre amigos ahora se hacen en casa propia donde cada uno aporta algo para la cena, aunque es un hecho que quien menos notan la crisis son los garitos que están cerca de las fallas ya que por proximidad siempre se acaba consumiendo algo.

Por otro lado, las pensiones o el alquiler de habitaciones sobresalen notablemente por encima de las reservas hoteleras ya que son mucho mas económicas y realmente quien viene a valencia viene a vivir las fallas no a dormir.

Dejar respuesta