Las fallas producen 10.000 toneladas de residuos

0
392

El fin de semana de las fallas, generalmente del 15 al 19 de marzo, son los dos días con mayor contaminación en la Comunidad Valenciana

Fallas - ValenciaLas fallas de Valencia son unas fiestas de arraigada tradición en España, con el paso de los años ha conseguido estar entre las celebraciones más conocidas de nuestro país, estando catalogada como Fiesta de Interés Turístico Internacional. Con un gran número de asistentes cada año se ha consolidado como la fiesta en honor a San José por excelencia, por este motivo también son conocidas como fiestas josefinas.

Pero no todo es tan bonito como parece, la fiesta no sólo se ciñe a las ofrendas de flores a la virgen, los puestos de trabajo que genera el acontecimiento o la paella. Cada año se producen hasta 10.000 toneladas de residuos, un derroche lumínico inimaginable, contaminación acústica incesante y emisiones de gases a la atmósfera. Los explosivos que se utilizan son altamente tóxicos y están compuestos con materiales químicos como sal de potasio del ácido perclórico (perclorato de potasio), aluminio, bario, carbono, cloro, litio, fósforo, sulfuro, antimonio, estroncio, titanio y otros no menos perjudiciales quemados por toneladas cada uno de los días que dura esta singular fiesta.

Pero no es solamente esto, lo que en las Fallas originales eran trapos y muebles viejos se han sustituido por materiales altamente tóxicos como pinturas, poliestireno expandido, fibra de vidrio, pegamentos, entre otros. Todo esto contribuye a elevar los niveles de contaminación, que tan perjudicial es para el ser humano.

Además, hace años que el conocido “suro blanc” o poliestireno expandido se convirtió en el principal material para el modelado de los monumentos. Este material procede del petróleo es lo que permite que la falla arda más rápidamente, pero el inconveniente es que es mucho más tóxico.

La concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Mª Àngels Ramón-Llin, ha declarado que en estas pasadas fiestas se han recogido 10.100 toneladas de residuos y cenizas, que según los datos ha sido un 5,6% menos que el año pasado, que se recogieron 10.700 toneladas. Este año hemos podido conocer los datos de limpieza durante las fallas, la concejala explicó durante una rueda de prensa que la disminución se debe a que este año los monumentos eran menos voluminosos. Destacó también que han aumentado los servicios de limpieza en las zonas de mayor afluencia y donde se celebran los actos más importantes como son las “mascletaes” o “nit de la crema”.

En conclusión, durante la semana de Fallas las alarmas por la contaminación se disparan en la Comunidad Valenciana. El dióxido de nitrógeno alcanza en esos días unos valores que duplican los normales, estos niveles se consiguen por las partículas PM10 y PM2,5. Todo esto es realmente muy dañino para las personas, Ecologistes en Acción asegura que durante estos días la calidad del aire en Valencia es altamente peligroso. Sólo cuando se sepa exactamente qué contaminantes se librean al quemar las fallas podremos trabajar en cómo afectan a la salud humana y en especial a las enfermedades cardiorrespiratorias. Será entonces cuando podamos encontrar soluciones y saber cuándo apagar y encender las luces para evitar un menor gasto lumínico, aprender a controlar la contaminación acústica de las verbenas y a fomentar el reciclado.

Una vez más el medio ambiente y la salud pública se enfrentan a los beneficios económicos y la fama. Una eterna disputa en la que parece que los primeros siempre son los perjudicados.

 

Fotografía: pixabay

Dejar respuesta