Las especies olvidadas de España

0
809

Habitan el territorio de la Península y algunas se encuentran reconocidas por instituciones internacionales por el grave peligro que corren. Se trata de especies únicas en nuestro país que se ven un paso más cerca de desaparecer y de entre las cuales la más amenazada es el lince ibérico.

Lince ibérico

En los últimos meses se han dado multitud de noticias en relación a la flora y fauna mundial, algunas positivas y otras en detrimento de las especies amenazadas. A principios de marzo se anunciaba que el oso polar sería negado una mayor protección por parte de las autoridades canadienses, debido a la apuesta de estas por conservar las tradiciones esquimales de caza. Por otro lado, durante el mismo mes se daba a conocer el listado de cientos de especies que pasarían a ser protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). Entre los animales añadidos a la lista se encuentran varias clases de tiburones, junto a rinocerontes y elefantes.

No obstante, en España la conservación de especies parece no debatirse tan abiertamente. En ocasiones puede verse reducida a tan solo unos pocos titulares al año y a varias páginas en libros de texto de la Educación Primaria y Secundaria Obligatoria. A pesar de ser uno de los países con mayor riqueza en biodiversidad, cae en el olvido la actual situación de las especies en peligro de extinción dentro de las fronteras, y todo ello a pesar de los desesperados intentos por conservarlas.

En la nación existen un total de catorce Parques Nacionales declarados entre los que se encuentran Doñana en Andalucía y la Caldera de Taburiente, Garajonay, Teide y Timanfaya en la comunidad autónoma de Canarias. Entre todos ellos se persigue una mayor protección del ecosistema y lograr concienciar a la sociedad y advertir a la población sobre la importancia de la naturaleza. Pero quizás esto no sea suficiente y, tal y como indican los estudios, las especies pueden verse a día de hoy aún más amenazadas que nunca. Fiel reflejo de ello es la aparentemente inevitable extinción de uno de los felinos más amenazados del planeta, el cual posee uno de sus hogares en el mismo espacio protegido de Doñana.

Flickr La asociación ecologista WWF (World Wildlife Fund) publicó en su informe anual de animales en peligro que, junto al atún rojo, el lince ibérico es el animal que corre mayor riesgo en todo el territorio de la Península. Se trata de un mamífero carnívoro y ágil cazador, amenazado con extinguirse desde que fue declarado como especie protegida en el año 1966. Con el paso de los años su hábitat se ha visto afectado por la construcción, causando esta intrusión del hombre que las distintas poblaciones se separen y no logren comunicarse ni reproducirse. En la actualidad el lince se encuentra catalogado como en “peligro crítico” en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Según el documento tan solo quedan dos poblaciones supervivientes de la especie, ambas en Andalucía y concretamente en Sierra Morena y Doñana. Son cifras alarmantes respecto a las recogidas en la década de los 80 cuando se estimó que existían nueve poblaciones con una suma de entre 600 y 1200 animales.

A pesar de solo habitar en dos países, España y Portugal, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) no dudo en clasificarlo como el felino más amenazado del mundo. Lamentablemente, un boletín de WWF de julio de 2012 estableció que entre las causas de mortalidad no natural las prácticas ilegales de cazadores con cepos y los atropellos de vehículos eran los más frecuentes. El último caso de muerte en la carretera de un lince ibérico se dio a finales de marzo en el kilómetro 308 de la A-4 entre Madrid y Sevilla, descubierta por una cuadrilla de mantenimiento de la zona. Se trata ya del segundo incidente en apenas un mes debido a que semanas antes se halló el cadáver de otro mamífero en la provincia de Córdoba.

Sin ser el lince, otras de las especies amenazadas en España son el lobo ibérico, el oso pardo y el lagarto gigante de Canarias. Por otro lado, en cuanto a flora se refiere pueden nombrarse más de 1.000 especies de plantas en peligro de extinción y de entre las cuales se encuentra el Drago de Canarias. Según el Inventario Nacional de Biodiversidad y Atlas de Flora Vascular Amenazada publicada en 2010, en dos años se contabilizaron un total de casi 1.600 plantas en peligro de desaparecer.

 

Fotografía: Flirk

Dejar respuesta