Las elecciones en Ecuador serán previsiblemente un trámite para Correa

0
79

El próximo domingo 17 de febrero se celebrarán elecciones generales en las que todos los sondeos apuntan que el actual presidente Rafael Correa será reelegido presidente del país y su partido Alianza País logrará la mayoría en la Asamblea.

Unos 11,6 millones de ecuatorianos están llamados a elegir a su presidente y vicepresidente, a 137 asambleístas legisladores y a los cinco representantes para el Parlamento Andino (perteneciente a la Comunidad Andina formada por Perú, Bolivia y Colombia, además de Ecuador).

Multitudinario recibimiento a Rafael Correa en Otavalo. Foto cedida por Wikimedia CommonsTodas las encuestas de los medios locales apuntan a Rafael Correa como claro ganador de los comicios, con hasta el 50% de los votos, una cómoda y holgada diferencia frente a su rival más directo, Guillermo Lasso, del liberal Movimiento Creo (Creando Oportunidades), que quedaría muy lejos de su oponente. Pero es que el espectro político ecuatoriano está muy lejos del bipartidismo. Así, a estas elecciones legislativas y presidenciales se presentan un total de 8 candidatos a la presidencia, respaldados además por un número aún mayor de partidos y movimientos, aparte del propio.

“Rafael Correa, el candidato que ya lo controla todo”, “Guillermo Lasso, la política siempre fue una prioridad”, “Lucio Gutiérrez, el militar pragmático atado al pasado”, “Álvaro Noboa, el magnate obsesionado con el poder”, “Nelson Zavala, un pastor enclaustrado en sus dogmas”, “Alberto Acosta, el candidato de la revancha ideológica”, “Mauricio Rodas, quiere ser el outsider”, “Norman Wray, un constituyente a la sombra de Alianza País”. Estos son los candidatos y los particulares perfiles que el diario ecuatoriano El Comercio les ha asignado. No parece que tengan mucho que hacer frente a Rafael Correa salvo mayúscula sorpresa. En sus años en el poder, desde que ganara las elecciones de 2006 y fuera reelegido en 2009, los propios opositores reconocen un espectacular aumento y mejora de las infraestructuras en todo el país. Sin embargo, hay otros aspectos, como el aumento de la delincuencia alrededor de un 10%, ensombrecen los logros del presidente.

En los últimos meses, su Gobierno ha lanzado varios programas para promover el retorno de los inmigrantes ecuatorianos en el exterior, buena parte de ellos, alrededor de medio millón, residentes en España. Incluso ha denunciado a España ante el Tribunal de Estrasburgo por su ley hipotecaria que afecta también a los ciudadanos residentes en este país. Todo un alegato por los derechos de sus compatriotas tanto dentro como fuera de Ecuador pero que sus opositores denuncian como oportunismo de cara a las elecciones. Sea como fuere, en Ecuador el voto es obligatorio, con lo que todos y cada uno de los ciudadanos en el país podrán juzgar estas medidas y las alternativas que se han presentado a ellas.

Dejar respuesta