Las editoriales de cómic ya tienen su propia asociación

0
150

Tras varios meses de reuniones maratonianas, las principales editoriales españolas dedicadas a la publicación de cómics ya tienen su propia asociación, un organismo que nace para velar por los intereses de una industria cultural que hasta la fecha carecía de representantes legítimos.

Golfiño y los invasores

La Asociación de Editores de Cómic de España (AECE) nace bajo el amparo de casas tan reconocidas como Astiberri, De Ponent, Sins Entido, Diábolo, Dibbuks, La Cúpula o Norma, sin olvidar la presencia de otras compañías icónicas en el universo de la viñeta nacional, caso de Aleta, Amaníaco, Bang, BD Banda, Dolmen, El Patito, Kraken o Retranca.

La Junta Directiva queda conformada por Francisco Camarasa (De Ponent; presidente), Ricardo Esteban (Dibbuks; vicepresidente), María del Mar Gámiz (tesorera y secretaria), Jordi Coll (Amaníaco; vocal 1), Óscar Valiente (Norma; vocal 2), Joseba Basalo (Aleta; vocal 3), Francisco Javier Da Silva (Retranca; vocal 4), Fernando Tarancón (Astiberri; vocal 5) y Lorenzo Pascual (Diábolo; vocal 6).

Entre los principales objetivos del organismo destaca “la representación de los editores de cómic del Estado español ante todos los sectores relacionados: administración, guionistas, ilustradores, dibujantes, libreros, distribuidores y cuantas asociaciones, delegaciones y colectivos se encuentren involucrados en el sector del cómic, tanto en España como en el extranjero”.

También se llevará a cabo una representación efectiva de todos los asociados, ya sea interviniendo en “las relaciones laborales” o contribuyendo a “la defensa y promoción de sus intereses profesionales, laborales, económicos, sociales y culturales”, sin olvidar la legitimación de dichos intereses ante “los organismos y entidades públicas o privadas competentes”.

Baby's in black

Entre los puntos más relevantes destaca la promoción de “acciones propias o iniciativas ajenas proclives al desarrollo, difusión y conocimiento del cómic”. Además, la asociación tratará de dar a conocer el catálogo de sus asociados entre “libreros especializados, librerías generales, bibliotecas y colegios”.

Por otro lado, la AECE continúa abierta a “la incorporación de nuevas editoriales” y anuncia la existencia de “varias líneas de trabajo” para la consecución de sus múltiples propósitos.

 Imágenes cedidas por El Patito Editorial / Sins Entido.

Dejar respuesta