Las Dos Españas

0
138

El partido del pasado sábado entre el F.C.Barcelona y el Real Madrid me recordó mucho a la situación política que estamos viviendo los españoles, es decir, una locura. No soy quién para valorar las políticas del PP y del PSOE, puede que tenga mis opiniones sobre ciertos asuntos pero no soy ningún analista político. Lo que sí es verdad es que leer la prensa se ha convertido en una tarea tremendamente arriesgada para aquellos que padecen problemas cardiacos, que los discursos se han vuelto altamente incendiarios, que el parlamento parece el corral de La Pacheca, que los ciudadanos se están contagiando de este clima de crispación inminente y que yo empiezo a sentirme confundido porque sigo tan sereno como de costumbre.

Vuelvo a recordar que la política no es mi especialidad, tampoco recuerdo ahora si tengo alguna, pero a nadie se le escapa que la tensión política y ciudadana es patente. La manifestación del otro día ha despertado de nuevo la sed de unos por morder a los otros. Me hace mucha gracia el tema de la llamada guerra de cifras, porque es muy esclarecedor en cuanto al respeto a la verdad de las partes. La Comunidad de Madrid, comandada por Esperanza Aguirre, ha dicho que se reunieron 2.125.000 personas, mientras que la Delegación del Gobierno ha apuntado un poco más bajo, dicen que 342.655. Yo ya no sé qué pensar, salvo que ambos me están tomando el pelo.

Ahora parece que España está dividida en dos, “Las dos Españas” dicen. Creo que si queremos solucionar los problemas del país no tenemos otra opción que estar unidos, yo no me siento más español que nadie, ni menos, pero tampoco pienso claudicar ante la provocación de ningún político. Aunque la Guerra Civil sucedió hace ya muchos años (quizá no los suficientes) parece que no hemos aprendido la lección, los republicanos son ahora los “progres” y el bando nacional los “fachas”. Yo no me siento ni “progre” ni “facha”, ¿quiere eso decir que ya no soy español?

Sinceramente creo que todos lloramos las muertes sucedidas el 11 de marzo, quizá los que menos sean lo que salen en televisión a diario haciendo alarde de ello. La sociedad no está dividida entre “fachas” y “progres”, sino entre los que aman y los que odian, entre aquellos que te hacen la vida más fácil y los que intentan hacértela imposible, entre los que merece la pena conocer y los que vale más la pena olvidar, entre los que ponen la otra mejilla y los que golpean sin preguntar, entre los que quieren a sus madres y los que no, entre aquellos a los que darías la espalda y los que tienen el puñal preparado para hincártelo en cuanto te des la vuelta, entre los que luchan por sus sueños y los que se rinden en el primer obstáculo, entre los que duermen con la conciencia tranquila y los que ansían quedarse dormidos para olvidar lo hijos de puta que son.

1 Comentario

  1. vaya! menuda sorpresa toparme con este artículo.
    ya no sólo por el asentimiento continuo a medida que avanzaba de renglón en renglón.
    La sociedad está dividida y es así como debe estar, porque la unión está en la división pero no en aquella de tintes ni etiquetas de políticas discursivas sino entre los que merece la pena saber de su existencia y los que vale la pena no olvidarse de ella.

    Repito, grata sorpresa al comprobar la firma.

Dejar respuesta