Las dos caras de una moneda

0
154

“Después de lo visto el equipo más serio de la Comunidad de Madrid es el Alcorcón” decía Tomás Guasch en el programa de radio el Larguero tras el Derbi. Y no le falta razón. Se vieron dos equipos que podemos decir, usando las comillas, que parecen el mismo. Ni seguidores blancos ni colchoneros se quedaron a gusto con el partido. Los madridistas al menos se llevaron el resultado a favor. Y en verdad es que el Madrid jugó bien la primera parte mientras el Atlético pues lo intentaba pero no lo conseguía. En la segunda parte el Madrid se echó una siesta, como es habitual, y el Atlético que, no estarán muy bien, pero no son tontos pues casi les empata y quizás podría hasta haber ganado. Para resumir ambos equipos tiene un mismo problema, en esto se unen madridistas y rojiblancos, ya que sus defensas cantan la Traviata, que sus porteros terminan siendo protagonistas, que su centro de campo cuando se ponen a “innovar” la lían chica, que no usan los extremos (porque no tienen) y que pasan gran parte de los partidos entre sueños.

En cuanto a los entrenadores, de Quique Sanchez no haremos ceniza porque resulta que lleva menos de una semana intentando arreglar un equipo que desde verano anda bastante roto y de Pellegrini pues diremos que…que tiene demasiada competencia. En el club blanco manda demasiada gente y hay que lidiar con muchos toros bravos, no es un puesto sencillo y se nota cuando vas a realizar un cambio y te equivocas. Pero te equivocas porque en el banquillo tienes una patata caliente y en el palco tienes dos más. En realidad ser entrenador del Madrid es muy parecido a ser un malabarista. Una cosa que queremos indicar y que realmente nos repatea un poco los higadillos es que en este país los partidistas, aficionados y periodistas, no sean capaces por puro orgullo de reconocer el mérito del contrario. El Madrid no solo le metió tres al Atlético por demerito de los del Vicente Calderón sino por acierto de la delantera. Buenos cierto que el de Higuaín fue un regalo anticipado de Navidad, pero el resto es cosa blanca. Igual que los del Atlético son mérito del ellos, no tanto demerito de la zaga blanca. Evidentemente en todos los goles que se producen hay un acierto y un fallo, acierto de la delantera y fallo de la defensa. Pero no se puede decir que un equipo ha ganado solo por el demerito de una defensa, porque entonces estas menospreciándole. Y el fútbol durante muchos años de historia ha demostrado que no hay que menospreciar a nadie. Pero parece que no aprendemos. El Barcelona ganó usando bastantes suplentes, el Deportivo es ahora la gran revelación y el resto…lo intentan. Respecto a los equipos ascendidos esta temporada tenemos que decir que lo están intentando pero no están teniendo suerte o acierto, a lo mejor las diferencias entre rico y pobres se agudizan en estos equipos. Y cómo no hemos de mencionar a la precipitación o la charlatanería, nuestros compañeros de Sé lo que hicisteis ya lo han comentado, antes del derbi los periódicos deportivos señalaban que tanto Raúl como Agüero serían titulares seguro, pues no. Han quedado muy mal porque en realidad fueron suplentes. Han quedado como charlatanes, han demostrado el mejor ejemplo de lo mala consejera, amiga y compañera que es la precipitación y también la no contrastación de las informaciones. Les han pillado en bragas. Y como ultimo decir que tenemos una queja que expresar, vimos al Madrid jugar contra el Milán mejor que en la ida pero hay un factor que no pudimos entender y es ¿si los equipos malos descienden de categoría por qué los árbitros horribles no? No es normal que en Europa se sigua arbitrando tan mal, lo sentimos pero no es normal. Pedimos algún rapapolvo para los árbitros que, mirando el reglamento, piten un encuentro sin medida ni juicio. Y por favor que no tengamos que hablar ya de la precipitación.

Fuentes de la imagen:
www.esfutbol.es

Dejar respuesta