Las claves para aumentar tus posibilidades de encontrar empleo

0
561

Hoy en día encontrar trabajo es misión imposible en España. Por ello, es tiempo de prepararse lo máximo para cuando vengan tiempos mejores y podamos encontrar un buen empleo o, simplemente, un empleo. Te damos las claves necesarias para que incrementes tus posibilidades de conseguir un trabajo ahora o en el futuro.

empleo

La etapa universitaria pasa volando y cuando menos te lo esperas ahí estás, frente a frente con el duro mundo laboral. Es necesario que durante tu etapa de estudiante te formes bien en aspectos básicos que las empresas tienen muy en cuenta a la hora de contratarte o no. Idiomas, creación del currículum, polivalencia y formación son aspectos que debemos fortalecer lo máximo que podamos en los años que estemos en la universidad. 

  1. Formación: fórmate lo mejor posible y, sobre todo, lo más posible. Independientemente de tu carrera, siempre viene bien apuntarse a cursos para tener ciertas nociones de otros ámbitos o incluso mejorar en tu propio campo. A lo largo de los años de universidad te vas a encontrar con cientos de carteles pegados en las paredes de tu facultad que informan sobre conferencias, seminarios, cursillos y demás actividades que te pueden servir para aumentar tu formación. Estas actividades quedan muy bien en el currículum ya que dan muestra del interés y las ganas de aprender e ir más allá que tiene la persona que opta al empleo. Combina cursos que no tengan nada que ver con lo que estudias con otros específicos de tu área y que te aporten más conocimientos sobre eso a lo que te quieres dedicar. Esta es la mejor forma de poder hablar de todo un poco, de conseguir una cultura general para tener siempre algo que aportar en las conversaciones, se hable de lo que se hable.

  1. Idiomas: Lo típico. El inglés es básico, nadie puede salir a buscar trabajo sin tener un nivel medio de esta lengua. Lo bueno que tenemos los españoles es que nuestra lengua es la segunda más importante y con ella podemos entendernos con gran parte del mundo. Por ello, mejorar nuestro inglés es clave así como aprovechar los años universitarios para formarnos en otras lenguas. Se dice que el chino es el idioma del futuro. El árabe, francés, ruso e italiano son otros idiomas bastante reconocidos a la hora de buscar empleo. Cuantos más idiomas mejor. Las personas que te vayan a contratar suelen valorar más los idiomas que hables que la nota media de tu grado o licenciatura. El hecho de haber viajado, de haber salido de tu ciudad o país y conocer otras culturas es algo que también comienza a valorarse en los últimos años en los departamentos de recursos humanos de las empresas. Si tienes la oportunidad de viajar y conocer mundo, ésta es una manera fácil y entretenida de aprender el idioma del sitio que visites.

  1. Polivalencia: El hecho de formarte en cursos de temas ajenos a tu formación universitaria aumenta éste otro aspecto importante, la polivalencia. En una entrevista de trabajo debes demostrar que lo mismo sirves para una cosa que para la otra. Que tienes la capacidad de adaptarte a los cambios que vayan surgiendo en tu forma de trabajar y que dominas todas los programas o técnicas requeridas en ese empleo. Para ello hay que familiarizarse con los programas informáticos que sabemos que nos serán útiles para realizar el trabajo al que optamos. Además de dominar la tarea para la cual te has formado debemos tener un cierto conocimiento básico de otras áreas o tareas relacionadas. Para conseguir esta polivalencia de la que hablamos es necesario trabajar duro y hacer hincapié en lo que peor se nos da para así intentar mejorarlo e incluso poder llegar a dominarlo.

  1. Creación del currículum: parece muy fácil redactar un currículum, pero los expertos en recursos humanos son muy exigentes con este aspecto. No sirve cualquier formato de currículum. La página web http://www.modelocurriculum.net/ nos enseña todo lo que debemos saber sobre el “arte” de la creación del currículum. Entre las reglas básicas para su elaboración se encuentran las siguientes: brevedad y concisión; uso de la negrita para dar claridad al formato; emplear sinónimos; no usar abreviaturas; resaltar habilidades; no inventar y que la fotografía sea reciente y en color. En esta misma página encontrarás diversos modelos de currículum para evitar el típico modelo simple y cutre que, alguna vez, todos hemos presentado.

Éstos son solo algunos de los pasos que debes seguir para poder optar a ese trabajo que tanto deseas. Aún estás a tiempo. Aprovecha estos años de estudiante para mejorar en estos aspectos y lo agradecerás en un futuro. ¡Suerte!

Dejar respuesta