Las chicas golpean tres veces.

0
98

Lena Dunham vuelve a dar vida a Hannah Horvath en la tercera temporada de Girls. La exitosa serie de la HBO regresa con una nueva entrega en la que sus protagonistas seguirán enfrentándose a un futuro incierto tanto en lo personal como en lo profesional. ¿Quién dijo que hacerse mayor fuera fácil?

Enero es uno de los meses del año que menos me gustan. Llamadlo deformación del estudiante, pero el frío, la lluvia y/o la nieve, sumado a la depresión post vacaciones de navidad y la inminente llegada de los exámenes, convierten al primer mes del año en poco menos que una tortura. Por eso las series, mis tan queridas y amadas series, suponen un soplo de aire freso, un momento de abstracción, ocio y esparcimiento imprescindible para superar los avatares de la cuesta de enero.

Este mes, además del regreso de muchas series tras su parón navideño y algún que otro estreno (pequeño inciso: no perdáis de vista True Detective, queridos), arrancaba la tercera temporada de Girls. Concretamente la misma noche que se entregaban los Globos de Oro, Lena Dunham volvía a las pantallas estadounidenses, como siempre en la HBO, a través de Hannah y sus hermanas. Perdón, amigas. Y 24 horas más tarde, aterrizaba en España gracias a Canal+ series, dicho sea de paso.Girls_logo

¿Qué nos trae esta tercera temporada? (Y, a partir de aquí, pequeños spoilers) Pues, por el momento, más humor y menos drama. No es como si estuviese Tina Fey entre ellas, pero algo es algo. Tras la espiral de decadencia en la que entró el personaje de Hannah al final de la segunda temporada, las aguas parecen haber vuelto a su cauce: la relación de la protagonista con Adam, así como su carrera de escritora van viento en popa. O eso parece. Con tres episodios emitidos es demasiado pronto para hacer predicciones, pero algo me dice que la aparición de cierto personaje en el último capítulo, cuando Hannah celebra su 25 cumpleaños, va a enturbiar un poco las cosas. Veremos.

Jessa, por su parte, vive su momento Orange is the new black particular de la mano de una de las protagonistas de dicha serie. Pero cambiando la cárcel por un centro de desintoxicación. En cualquier caso, la rehabilitación le dura menos que a Lindsay Lohan y, tras ser expulsada, sus amigas acuden a su encuentro en un divertido ‘road trip’. Marnie continúa con su aburrida deriva existencial (lo siento, no la soporto) y Shoshanna…disfruta de su soltería y sigue fascinándome con su velocidad al hablar. Esto es, a grandes rasgos, lo que ha dado de sí el comienzo de la temporada que, por lo visto hasta ahora, promete ser la más divertida de las tres.

En definitiva, dado que Girls es una serie que desde su comienzo ha dado mucho que hablar, tanto para bien como para (muy) mal, no creo que la actual temporada atraiga a quienes ya no convenció con la primera, pero sí que puede reconciliar a cierto público que se desencantó con la segunda (como el que esto escribe). Eso sí, no fallan los ya habituales desnudos de Dunham ni el brillante acompañamiento musical de cada capítulo, así como diálogos cada vez más interesantes. No sé si Hannah Horvath es la voz de alguna generación (ni si realmente pretende serlo), como rezaba al comienzo de la serie, pero al menos que se quede con nosotros el suficiente tiempo como para comprobarlo, ¿no?

Imagen: http://en.wikipedia.org/wiki/Girls_%28TV_series%29

Dejar respuesta