Las aguas subterráneas halladas en África podrían abastecer a todo el continente

0
421

África siempre ha sido considerada por los especialistas como un continente seco por naturaleza. Sin embargo, la aridez de sus tierras es sólo aparente, pues los resultados de recientes investigaciones demuestran que en el subsuelo hay cien veces la cantidad de agua presente en la superficie. La importancia de este hallazgo radicaría en la posibilidad de mejorar la calidad de vida de los africanos.  

El continente africano, compuesto por un total de 54 países, es considerado como el tercer continente más grande del mundo, siguiendo a Asia y a América. Sin embargo, sus tierras siempre han sido áridas y propensas a sufrir severos periodos de sequía, dejando aproximadamente a 300 millones de personas sin acceso a agua potable. Además, los lagos y ríos de agua dulce padecen inundaciones y sequías estacionales, lo que restringe el acceso de la población al líquido elemento para su uso en agricultura, sin olvidar que, a lo largo de los próximos años, se prevé que la demanda de agua aumentará con el crecimiento demográfico, induciendo a un mayor consumo para regar los cultivos.

Por primera vez, investigadores del British Geological Survey (BGS) y la Universidad College London (UCL) han realizado un estudio en profundidad de las aguas subterráneas de los acuíferos de toda África. El equipo de expertos cartografió a fondo la cantidad total y el provecho potencial de este bien tan básico. Una de las participantes del equipo, Helen Bersong, del BGS, sostiene que el descubrimiento podría abrir “nuevas posibilidades” para paliar “los problemas de sequía de los países africanos”. Además, Bersong explica que las zonas con depósitos de agua más grandes están en el norte de África, concretamente en las cuencas sedimentarias de Libia, Argelia y Chad.

Según los estudios realizados, el agua está almacenada en viejos acuíferos que fueron colmados por última vez hace unos 5.000 años. Ante este hallazgo, los científicos estiman que el volumen de esta sustancia podría proveer las necesidades para la agricultura y el consumo de los países africanos.

Además, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente asegura que los efectos del cambio climático en África, sobre todo en el Este, son devastadores. Las constantes sequías e inundaciones del continente están directamente relacionadas con el aumento de la deforestación, un hecho que pone en peligro la flora y fauna africana.

No obstante, los expertos no ven claro el proceso a desarrollar en la explotación de estos acuíferos, puesto que la perforación de sondeo difundido de pozos podría no ser la ideal. Alan MacDonald, uno de los padres de la investigación, explica que debe hacerse un estudio exhaustivo para conocer el estado de las aguas subterráneas. En este obstáculo se tendría en cuenta la escasez de precipitaciones registradas en el continente, un hecho que favorecería el rápido consumo de agua de los acuíferos. A su vez, Bersong afirma que en estos casos podría ser más beneficioso aplicar métodos de extracción gradual, con perforaciones superficiales que cubrieran las necesidades básicas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=K9nIx3NbPTQ[/youtube]

Imágenes: United States Goverment Work
Vídeo: Ecoportalvideos

Dejar respuesta