Larga vida a la buena música

0
309

Hoy en día, la buena música desgraciadamente esta sentenciada a permanecer a la sombra de la comercial, ¿Quién determina esto?, muy simple: los oyentes son los que deciden, eso está claro, pero el papel de la mayoría de emisoras de radio, programas televisivos y revistas musicales es de máxima importancia, pues nos apedrean con este tipo de música interpretada por ciertos personajes cuyo objetivo es alcanzar la fama para lucrarse los bolsillos.

Este mismo objetivo, que es el que mueve todo: el dinero; es el que lleva a los medios de comunicación a difundir a estos. Tan solo hay que pararse a observar las galas de premios “musicales”, y perdonar que lo ponga entre comillas pero creo que de musicales nada de nada, pero en fin, como iba diciendo los que reciben los premios cada año suelen ser los mismos de siempre. Unos mueven las caderas, otros llevan un peinado divino y otros “están muy buenos”. ¿Y la música?, a mi me parece que no es la protagonista, no hay más que observar el comportamiento de sus fans.

¿Que ha sido de la música realmente buena, de calidad, de los músicos que verdaderamente merecen la pena, de los genios? Bien, pues en realidad siempre estarán ahí aunque no sean valorados como realmente se merecen. La gente que de verdad disfruta con la música y sabe lo que es la música y lo que hace sentir, sabe distinguir claramente.

Es triste pero si pones la radio, cualquier emisora, ponen exactamente las mismas canciones de moda o al mismo cantante siempre y está claro que si no, no tendrían tantos oyentes puesto que la mayoría de la gente busca todas esas canciones comerciales de discoteca.

Hay muchos músicos excelentes que están sacando discos y no existen ni para la radio ni para ningún medio, y no me refiero a músicos desconocidos, pero claro a lo mejor no obtienen tanto negocio como de los otros.

Afortunadamente todos estos músicos que de verdad valen la pena suelen tener muchos seguidores, y lo más importante: siempre son fieles. A pesar de que no bombardeen con sus canciones y no anuncien sus discos siempre habrá mucha gente que los compre y que esté siempre en primera fila para verles en directo. Esto demuestra que aún hay personas capaces de apreciar la música.

El arte siempre tendrá un enemigo que se llama ignorancia y como dijo alguien una vez: “No basta con oír la música, hay que verla”, quizá ese sea el problema de la mayoría de la gente, que tan solo la oye; ni la escucha, ni la ve.

Fuente de imagen:
http://commons.wikimedia.org

Dejar respuesta