Laboratorio de Periodismo de la APM: “En la mayoría de medios, los beneficios están por encima de los principios éticos”

0
106

El pasado jueves, la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) acogió la octava sesión de su Laboratorio de Periodismo, donde se trataron las cuestiones fundamentales de la profesión. A modo de mesa redonda, destacados informadores charlaron con dirigentes de sindicatos y jóvenes licenciados y estudiantes de Periodismo, quienes centraron la exposición en torno a la creciente oferta de trabajos que no son remunerados o por los que se reciben salarios miserables.

De izquierda a derecha, Nemesio Rodríguez, Carmen del Riego y Javier Galán

“La campaña #GratisNoTrabajo ha puesto en evidencia a aquellos empresarios y editores sin escrúpulos que explotan a los periodistas y los tratan como mano de obra barata”, aseveró Nemesio Rodríguez, vicesecretario de la APM, quien denunció que las prácticas que se están realizando en la mayoría de los medios, donde “los beneficios están por encima de los principios éticos”, pueden acabar en finales como el del periódico inglés News of the World, cerrado por un escándalo de escuchas ilegales.

Javier Galán, presidente de la Comisión de Formación, Empleo e Innovación de la APM, acuñó el término de chiringuitos pseudoperiodísticos para referirse a aquellos proyectos que “contratan periodistas para escribir a favor de la empresa sin cobrar, ofreciéndoles una supuesta formación e índice de notoriedad”. Según Galán, “lo que hacen los redactores de estos chiringuitos no es más que aprender las malas praxis de la profesión y publicar trabajos de mala calidad, que solo servirán para empeorar su imagen”.

A pesar de tratarse de una situación vergonzosa, Galán asegura que “es la mejor de todas”. Destaca el hecho de que actualmente haya una demanda de información jamás existente y que, al mismo tiempo, los medios para satisfacerla sean los más baratos de la historia. “Los jóvenes no deben trabajar gratis, sino invertir su tiempo en crear nuevos proyectos de calidad, que serán los medios de comunicación dentro de treinta años”, sentenció.

En representación de los medios se encontraban Jesús Cacho y Pedro de Alzaga, directores de Vozpópuli y Cuartopoder respectivamente. El máximo responsable de Vozpópuli comentó con énfasis que su medio se basa en la información propia y busca competir con los grandes periódicos, mientras que su homólogo de Cuarto Poder se preguntaba “cómo es posible que el ciudadano no vea el valor de un artículo”. De Alzaga recordó el alto costo que tiene producir un texto de calidad: “Empezando por una llamada telefónica, toda persona sabe lo que cuesta, pero no entienden el valor del trabajo del periodista”.

Agustín Yanel, secretario general del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM), remarcó el principio ético del periodismo y su función social como pilares de la profesión: “Los estudiantes, que son la generación del relevo, deben poner la honradez por delante”. Asimismo, aprovechó para referirse a la situación de las prácticas, que “deben estar reguladas por tutores y controladas por la universidad” para evitar el abuso de las empresas y la degradación del periodismo. A esta tesis se sumó Javier Galán, que aseguró que el verano pasado, y sólo en Madrid, habían dos mil becarios de periodismo. “Es el momento de las iniciativas, porque estamos tocando fondo”, sentenció.

Mesa redonda en la APM

Por otro lado, Yanel opinó que el modelo ‘freelance es el que debe extenderse: “Ahí está el futuro del periodismo”. Sin embargo, algunos reporteros ‘freelance presentes en la sala alertaron que ellos tampoco lo tienen tan fácil.

Al acabar las intervenciones de los ponentes, la opinión de un periodista desempleado, ex becario de la agencia Europa Press, causó cierta tensión: “Soy pesimista con el futuro de la profesión. En el periodismo cada uno mira lo suyo”. Finalmente, el joven se lamentó de que una empresa como Mercadona le haya ofrecido un salario que jamás podría conseguir como redactor en cualquier medio.

Carmen del Riego, presidenta de la APM, cerró el Laboratorio manifestando su desconsuelo por la situación del diario Público, que prescindirá del ochenta por ciento de la plantilla –alrededor de 130 trabajadores-. “Cada vez que un medio de comunicación cierra, pierden la pluralidad y los ciudadanos”, afirmó Del Riego, quien ratificó su optimismo y deseó mucha suerte a aquellos que aún creen en la profesión periodística.

+Info Diario Vozpópuli:
Página web oficial.

+Info Diario Cuartopoder:
Página web oficial.

Fotografía: Alejandro Borjas

Dejar respuesta