La “captura” del Cambio Climático

0
86

Mil y una historias escuchamos cada día sobre el cambio climático. Este acontecimiento histórico para la vida del planeta Tierra, que según algunos es cíclico y según otros es provocado, es un evento imperceptible al ojo humano aunque sus consecuencias cada vez son más evidentes. James Balog, el fotógrafo del cambio climático, muestra cómo el calentamiento global está afectando a los glaciares, un hecho que hasta ahora no había sido recogido en imágenes.

jamesbalogEstá científicamente comprobado que la Tierra ha pasado a lo largo de su existencia por multitud de cambios climáticos, cosa que nos ha permitido que a día de hoy estemos aquí. La gran problemática que presenta este con respecto a los anteriores es su dramatismo temporal, es decir, estamos viviendo cambios muy bruscos en muy poco tiempo.

“El 95 % de los glaciares del mundo está encogiendo o retrocediendo”, afirmó James Balog, fotógrafo y geólogo colaborador de la revista National Geographic, en su ponencia en TED en julio del año 2009. Estos hechos solo son posibles si existe una variación en los patrones de temperatura y precipitaciones.

Los glaciares son grandes masas de hielo que presentan una dinámica muy particular. El avance y el retroceso de la denominada lengua del glaciar están asociados a la cantidad de nieve que presenta en su superficie, por lo que cabe esperar que a mayor precipitación, mayor será la capa de nieve que quedará compactada formándose el hielo glaciar.

Unos de los paisajes que sufren severamente los efectos del cambio climático son las zonas heladas del planeta, como los glaciares. Estos ecosistemas tan particulares son los mayores reservorios de agua dulce de la Tierra, representan el 75 % del total.

El problema es que el cambio que se produce en estos es inapreciable al ojo humano. Imaginemos este ejemplo para comprender, a pequeña escala, cómo se produciría este proceso: si pusiéramos un cubito de hielo sobre la mesa, este se derretiría poco a poco y apenas nos daríamos cuenta de cómo va sucediendo ese proceso, sin embargo, al rato, el cubito habría desaparecido y encontraríamos un charquito. A pequeña escala no hemos apreciado cómo el cubito de hielo se iba deshaciendo, pues lo mismo ocurre con los glaciares, solo que en este caso hay toneladas y toneladas de hielo que cada día se desvanecen en un proceso que es inapreciable.

James Balog inició un estudio sobre la dinámica glaciar a causa del cambio climático en  el año 2007, en un proyecto llamado “Extreme Ice Survey”. En la actualidad un equipo de 33 cámaras time-lapse se despliegan en sitios remotos de Groenlandia, Islandia, el Himalaya de Nepal, Alaska y las montañas rocosas de Canadá.

Cada cámara dispara cada media hora, solo en condiciones de luz, consiguiendo un registro anual de 8.000 fotografías. El equipo debe aguantar condiciones extremas de temperatura por lo que es recubierto con unas carcasas aislantes. Las cámaras están alimentadas con paneles solares y computarizadas a través de ordenadores portátiles especialmente diseñados para mandar órdenes sobre cuándo tiene que disparar.

El archivo fotográfico, de más de un millón de cuadros, se ha convertido en un registro histórico visual de cómo un proceso lento y aparentemente inapreciable, el efecto del cambio climático sobre los glaciares, puede observarse en unos pocos de miles de fotogramas que unidos sucesivamente uno tras otro, recogen la friolera de un año en imágenes de un paisaje en concreto, siempre desde la misma posición.

En el 2012 su proyecto dio fruto a un documental estrenado el 14 de diciembre en España, “Chasing Ice”, persiguiendo el hielo.  Con este documental, Balog pretende hacer llegar el conocimiento científico más allá de las fronteras de los expertos y dar a conocer con hechos gráficos el problema del cambio climático. Según Balog, “la humanidad tiene un problema de percepción ya que aún hay gente que se niega a admitir y aceptar que el cambio climático es una realidad a la que tenemos que hacer frente”.

 

Imagen: James Balog. Detalle del equipo time-lapse

Dejar respuesta