La Wikipeli vista desde dentro

1
264

Resulta curioso que un director de la talla de Jaume Balagueró se meta en un proyecto de este tipo y más aún si junto a él lo hace su equipo de confianza, personas con las que ha realizado películas como Rec y su secuela. Pero lo más “chocante” de todo es que quien produzca la película sea una empresa privada como lo es Mahou.

Los prejuicios iniciales ante la Wikipeli son muy lícitos, porque a ver ¿qué pinta una empresa cervecera produciendo cortos? Sí, si les sale bien la jugada el negocio publicitario les puede salir redondo, sólo miran por el beneficio que les puede reportar. Ahora bien (y es aquí donde voy a tirar una lanza en su favor), ¿si buscan el beneficio para su empresa no querrán que el producto que hagan sea bueno? Además, con la ruinosa situación de nuestro cine, en el que solo se hace una película si goza de suficientes subvenciones y preocupa más el conseguir tal o cual ayuda en lugar de tener una buena película que enganche al público; la inversión privada puede suponer un buen impulso. Aunque de momento sólo sea para hacer cortometrajes.

Con esta predisposición favorable hacia la Wikipeli acudimos al rodaje de la misma para charlar con el equipo. Un rodaje que duraría tres días y les llevaría a un bar (donde estuvimos nosotros) y a la casa de uno de los miles de co-directores anónimos. Y es que la base del proyecto está ahí, en que sean los propios ciudadanos los que a través de sus decisiones y sugerencias ayuden a Jaume Balagueró a conformar su cortometraje de terror. Ellos son los extras, ellos eligen y ponen parte del vestuario de los actores, eligen localizaciones entre las propuestas, e incluso pueden actuar en pequeños papeles.

Labor dura pero muy gratificante para un Jaume Balagueró acostumbrado a asumir retos como pueden ser el hacer la película de OT, retomar un film de éxito como REC y renovarla en su secuela o atreverse, como es el caso, a “dirigir” junto a miles de personas un corto de terror.

Hablando del rodaje en sí, y para tranquilidad de los cientos de directores que andan dando sus primertos pinitos en esto del cine con sus propuestas más bien limitadas de medios… poca diferencia hay con respecto al trabajo del equipo de la Wikipeli. La mayor – y casi única – es la mayor cantidad de medios a su disposición. Pero en el fondo, sí se hace bien, se trata de lo mismo.

Sentado en su silla mientras observa el monitor para ver bien el encuadre el director va dando algunas directrices y deja libertad a los actores y el equipo para que desarrollen la escena. Balagueró solo habla para corregir algunos detalles técnicos y para dar pequeñas indicaciones a los actores. Es mucha la confianza que deposita en los demás, lo que deviene en un rodaje más bien rápido. Claro, ya son varios los proyectos que ha realizado con ellos, como por ejemplo el director de fotografía Pablo Rosso con quien ha compartido horas de trabajo en OT, Para entrar a vivir y las dos entregas de REC.

Mientras, los actores charlando entre ellos y repasando sus diálogos en lo que nosotros andábamos dando vueltas por ahí buscando buen material para grabar y entrevistas que hacer en los descansos. Así, una jornada que fue de 9 de la mañana hasta bien entrada la tarde con un único objetivo: hacer una buena historia. Para terminar os dejamos con los protagonistas hablando de primera mano acerca del proyecto: Jaume Balagueró, Pablo Rosso y los actores Macarena Gómez y Mario Casas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=pLTg6JNWIlY[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=iLHCp9l6wDI[/youtube]

Fotografías:
Roberto García

1 Comentario

Dejar respuesta