La verdad sobre el caso Savolta

0
719

“La verdad sobre el caso Savolta” fue el primer libro publicado por Eduardo Mendoza en el año 1975 para la editorial Seix Barral, o actualmente para la edición de bolsillo de booket. A ésta novela le han seguido otras obras semejantes en cuanto a la maestría, aunque “La verdad sobre el caso Savolta” deslumbró a todos, incluso a los espectadores del cine.
Está ambientado en la Barcelona de 1917, reflejando a la perfección las penurias que tuvieron que pasar sus habitantes con los parones, las huelgas, los saqueos, las masacres que años después traerían los grupos terroristas, el descontento de la clase obrera, la corrupción o las opulencia de las clases altas. La idea principal de la novela surgió a raíz del asesinato de José Alberto Barret, jefe también de una empresa de armas que se ganó la antipatía de sus obreros.

Como en la vida real, Savolta es el personaje que da nombre a la empresa. Sin embargo el protagonismo recae sobre Javier Miranda, que llega a Barcelona para conseguir un trabajo decente y termina trabajando en el bufete de abogados de Cortabanyes. Cuando conoce a Paul-André Lepprince empiezan los trabajos “especiales” y poco legales (extorsión, asesinatos) que harán que Javier tenga que replantearse sus ideales y sus objetivos en la vida.

La novela tiene una estructura peculiar que mezclan al mismo tiempo dos o tres de las historias, que siempre terminaran por cruzarse en algún momento. Pueden parecer hechos que no guardan ninguna relación, pero Eduardo Mendoza le dio un porqué a todo lo que ocurre en “La verdad sobre el caso Savolta”. Es por eso que está narrada desde el futuro, exactamente diez años después de todo lo ocurrido (1927) cuando Miranda trata de recordar todos y cada uno de los hechos que acontecieron en su vida.

Muy conseguido es el estilo que quiere inculcar a cada uno de sus personajes, desde los catalogados de clase alta como Lepprince, Savolta, Claudedeu o Parells con su lenguaje culto y refinado hasta Javier Miranda o María Coral, pertenecientes al mundo más obrero. Igual de intensa de hace las historias de amor que rodean a la bailarina gitana sin saber en ningún momento qué piensa o qué quiere realmente.

Su finalidad está basada en el ocio, el puro entretenimiento ya que la novela nunca aburre y te engancha de principio a fin. “La verdad sobre el caso Savolta” se torna por tanto, como una lectura indispensable que hace que el lector no pueda descansar de imaginar el resultado de todas las pesquisas que el autor pone encima de la mesa.

Fuentes del texto:
Elaboración propia
Fuentes de la imagen:
http://www.planetalector.com/

Dejar respuesta