La universidad española, de las más caras de Europa y con menos becas

0
53

19405286_c80de643be_bLas universidades españolas vuelven a estar en tela de juicio. Los precios de la educación han sido evaluados por el Observatorio del Sistema Universitario, con los datos de la Comisión Europea (CE) y España se sitúa entre los más caros. Además, el informe advierte de la desigualdad entre el coste de matriculación y las becas que ofrecen, muy por debajo de la media europea.

España es el sexto país de la Unión Europea con los precios más altos para grados o máster universitarios. El estudio realizado por el Observatorio del Sistema Universitario determina que dentro de la treintena de tipos diferentes de modelos educativos, el precio de la universidad pública española supera con creces el estándar europeo. El informe clasifica en tres niveles los costes de las titulaciones, las gratuitas, las que rondan un precio de 1.000 euros, y las que superan esta cantidad, donde estaría incluida España con una media superior a los 1.400 euros.

Además, la contribución de los universitarios españoles a sus estudios está considerada como “alta”, ya que pagan aproximadamente el 20% del coste total, cinco puntos más de lo que afirma el Ejecutivo central. El estudio, por tanto, arroja luz sobre las cifras, además de insistir en que “no corresponden ni a su nivel de riqueza ni a su demografía”.  España ocupa la franja más alta del informe, con solo Holanda, Italia, Portugal, Irlanda y el Reino Unido por detrás. El aumento de las tasas parece clarificador en este aspecto, ya que ha provocado la subida vertiginosa de España en el ranking europeo. Aún así, lo peor está por llegar, ya que los Presupuestos Generales del Estado prevén un incremento del coste de las tasas de hasta un 66% con respecto al 2011-2012, situación que según los autores del estudio, conllevará al “endeudamiento del estudiante”  y a una “reducción de las matriculaciones”.

Los altos precios de matrícula tienen una amenaza añadida, el prácticamente inexistente sistema de becas. Los países que acompañan a España en el grupo de universidades más caras compensan este elevado coste de matrícula con un modelo efectivo de ayudas al estudiante, que en el caso de España es tremendamente decadente. Se calcula que solo el 23% de los alumnos tiene opción a este subsidio económico, mientras en Reino Unido esta cifra alcanza el 66%.

Los altos precios actuales, sumados al proyecto de aumentar aún más el coste de las tasas, sin su correspondiente compensación a través de un sistema de becas, colocan a España en la cuerda floja dentro de los modelos educativos europeos. Estos escollos a la formación superior ilustran una tendencia hacia una  mayor desigualdad, además de una política llena de obstáculos para el acceso a la universidad. Las estadísticas relacionan este incremento de los precios con la introducción del Espacio Europeo de Enseñanza Superior, que desde el 2008 ha ido de la mano de un progresivo aumento de los costes, en más de un 10%.

Imagen cedida por Chica de la Tele

Dejar respuesta