La Universidad de Oviedo estrecha lazos con Japón

0
88

image_galleryLa universidad de Oviedo rompe con las fronteras españolas para firmar un acuerdo de colaboración con el país del Sol Naciente. El centro asturiano es el primero que se ha lanzado a la piscina, estableciendo acuerdos con la institución universitaria de Tokio, tanto en investigación como en movilidad. Esta colaboración une al archipiélago asiático con el centro de educación español en materia de agricultura y tecnología.

La Universidad de Oviedo se conecta con la Universidad de Agricultura y Tecnología de Tokio para una estrecha colaboración y el intercambio de docentes y estudiantes entre ambos centros. El acuerdo, con vigencia en los próximos años, acerca dos modelos educativos muy diferentes para trabajar mano a mano en materia de investigación, donde el país nipón tiene carácter puntero y solvencia económica y material. La firma del convenio se ha establecido entre representantes de los centros, el rector, Vicente Gotor, y en nombre de la universidad japonesa, Tadashi Matsunaga, así como los coordinadores Carlos López-Otín y Masaka Inada.

Entre las principales motivaciones de esta colaboración, el reforzar el ámbito internacional que mueve a la institución académica asturiana, trabajar juntos para avanzar tanto en investigación como en educación y la necesidad de cooperación entre ambas instituciones para un mayor crecimiento frente a los cambios del siglo XXI. La idea nació de la universidad de Harvard, donde López Otín mantuvo relaciones personales y profesionales con actuales investigadores residentes en la ciudad nipona, “es una gran oportunidad”, afirmó.

Ante las estrecheces que atraviesa el campo de la investigación, los responsables del acuerdo buscan un efecto revulsivo de esta colaboración, que dé un impulso a la ciencia y la tecnología actual.  Además, estrechar lazos y romper fronteras dará un empujón a la imagen internacional del centro académico asturiano, convirtiéndose en la primera universidad en conectar su programa con un centro japonés. La universidad de Tokio, de carácter nacional y apodada “No-ko-dai” centra parte de sus esfuerzos en temas relacionados con la veterinaria, biotecnología aplicada a las ciencias biológicas, agricultura, así como ingeniería química, de materiales y química orgánica.

Este acuerdo no es el primero que firma el centro asturiano, que ya tiene convenios con otros centros orientales como la Universidad Nacional de Taiwán y con la Universidad de Santo Tomás, en Filipinas. Esta colaboración se suma a la lista de alianzas internacionales que ya comenzaron con Ana Fernández, anterior rectora, que ya estableció pactos más allá de las fronteras españolas.

Imagen cedida por Universidad de Oviedo

Dejar respuesta