La Universidad Complutense de Madrid inicia voluntariados para ayudar a estudiantes discapacitados

0
97

symbol-41431_640Profesores y estudiantes de último curso de grado de Enfermería crearon esta iniciativa, a través de las facultades de Enfermería, Fisioterapia y Podología. El objetivo será cubrir las necesidades socio sanitarias que precisen los estudiantes de la UCM con alta discapacidad.

El programa de atención será coordinado por los docentes como profesionales de la salud, mientras que los estudiantes finalistas desarrollarán la aplicación de cuidados básicos a todos los alumnos con gran discapacidad cuando permanezcan en las instalaciones de la Complutense. Se trata de uno de los primeros programas de voluntariado impulsado en el ámbito estudiantil, destinado a solventar una situación que ha quedado entre hilos tras los recortes, ante un colectivo que demanda una ayuda inevitable.

El proceso se llevará a cabo de manera individualizada, valorando y evaluando la situación de cada uno de los estudiantes que necesitan ayuda. Para ello la coordinación y colaboración de las familias y estructuras educativas de la UCM, estará presente.   Por ende, se ha puesto en marcha un protocolo de actuación en situaciones de emergencias, no solo de atención sanitaria, sino de evacuación a centros de alta especialización. Con el fin de crear la formación adecuada para saber llevar cualquier situación que pueda generarse.

En la rueda de prensa de presentación,  la UCM aclaró que no cuenta con ningún tipo de financiación específica para el desarrollo de estas asistencias, y que el colectivo de estudiantes discapacitados sufre una falta de atención por parte de las administraciones competentes y responsables de la atención a la discapacidad. La Comunidad Complutense se une una vez más para salir adelante juntos, poniendo en marcha esta iniciativa porque cree que “todos los estudiantes tienen derecho a cursar estudios en las mismas condiciones”.

Así pues, la UCM promueve estos valores éticos para el bien común, y recalca la solidaridad de los alumnos de la universidad para fomentar un cambio y hacer más fácil la situación entre todos. Se ha sustentado con recursos propios tanto materiales como humanos, haciendo un análisis de  la situación real del día a día de estas personas, se asegura un apoyo a sus estudiantes con cualquier tipo de discapacidad. Creando las mismas oportunidades y comodidades para todos Apela al llamamiento de estas organizaciones como la Administración, que debería financiar  estos cuidados especiales a través de la Ley de Dependencia. La cual se vio afectada a partir del pasado 1 de Agosto lo que llevó al cambio de la situación para las personas dependientes y para los cuidadores de su familia. Llegando al punto de tener que desplazarse con ellos hasta la Universidad, para asistirles cuando van al baño o tienen que comer. Ya que se destinará menos dinero para financiar el sistema, habrá más copago y será difícil reclamar pagos atrasados. Estos recortes afectan a cientos de miles de personas.

Imagen cedida por Nemo

Dejar respuesta