La UCM rinde homenaje a Francisco Umbral en una cita con el columnismo

0
74

El pasado 29 de noviembre tuvo lugar una de las conferencias programadas con motivo del “I Congreso Internacional Columnismo y Periodismo de Opinión” en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Esta charla se ha centrado en homenajear la figura del célebre escritor Francisco Umbral y sus distintos trabajos como columnista. Los ponentes que intervinieron fueron Jean Pierre Castellani, José Ignacio Diez, Javier Mayoral, Pedro Paniagua y María España Suárez.

Jean Pierre, profesor universitario en Francia y experto en las columnas de Umbral, fue el encargado de abrir la mesa “Francisco Umbral, maestro de columnistas”, a la que no perdieron oportunidad de asistir  más de un centenar de estudiantes. Para el escritor, la columna era una actividad obligatoria que formaba parte de su vida, remarcó el académico. La presencia del género más vivaracho se podía observar  tanto en las propias columnas como en entrevistas y en sus obras. Este género de origen español nada tiene que ver con lo producido en Francia, donde existen secciones de opinión que no “dan la palabra” a los escritores. En último lugar, Pierre destaca una de las críticas más usadas contra los autores en general y Umbral en particular, su retorno a los libros; aunque para él, la columna era literatura.

En una línea argumentativa cercana, Ignacio Diez, catedrático de esta casa, abordó la importancia del columnismo en la creación literaria de Umbral. Para el académico, las columnas de Umbral son el soporte estructural de su obra, su columna vertebral. Las columnas de los diarios tienen un espacio fijo, invariable; finalmente, el escritor las incluyó en sus obras rompiendo este margen, combinando ironía y crítica.

Las columnas que aparecen en sus producciones literarias están diferenciadas por un titular deslumbrante que busca atraer al lector. Una de las columnas más populares del escritor y que plasma en uno de sus libros, “Los paraísos artificiales de Umbral”, aborda el conflicto de las drogas y concluye escribiendo sobre lo horrorosa que era su nariz. Una de las frases célebres de esta columna es “pelar una naranja, descortezar el mundo”.

Javier Mayoral, Doctor en Periodismo por la UCM, analiza el legado que ha dejado el escritor como columnista. Rotundo a la hora de expresar que el columnismo de calidad de hoy toma como referente el columnismo creativo, personal y original de Umbral, Mayoral no pierde la oportunidad de matizar que “a pesar del carácter fuerte y llamativo del autor, en la actualidad el legado que ha dejado es más discreto, menos contundente”.

Otro de los ponentes de la mesa, el profesor Pedro Paniagua, alabó la carrera de Francisco Umbral como literato y periodista. El profesor defiende que el columnista es el periodista universal que nunca volveremos a encontrar; aquél que escribía sin diferencias ideológicas, entregado únicamente al periodismo y a la literatura. En la actualidad, todos los columnistas escriben para un medio específico con una ideología determinada sin importar el periodismo puro ni su propia opinión.

La conferencia concluyó con la intervención de la viuda del literato, María España Suárez. La obra póstuma de Umbral, “Carta a mi mujer”, muestra el amor que profesaba hacia su compañera sentimental, quien agradeció el pequeño homenaje concedido a su marido; “aunque ya son cinco años, su alma sigue viva gracias a sus columnas”, recordó a los presentes. 

Fotografía: Diana Arias

Dejar respuesta