La transformación del tenis español del siglo XXI

0
107
La tierra batida ha sido la principal fuente de alegrías del tenis español. (Fotografía: Twitter BcnOpen Banc Sabadell)
La tierra batida ha sido la principal fuente de alegrías del tenis español. (Fotografía: Twitter BcnOpen Banc Sabadell)

Desde el llamado ‘boom de los 60’ del tenis español, muchos son los tenistas españoles que han destacado y hecho historia en este deporte. Grandes maestros como Manolo Santana, Juan Gisbert, José Luis Arilla o Juan Manuel Couder captaron la atención del público desde los años sesenta en adelante, cuando comenzaron a conseguir puestos respetables y difíciles de igualar en competiciones importantes como la Copa Davis, competición en la cual el grupo de tenistas anteriormente mencionado comenzó a ser reconocido mundialmente por sus victorias en el campo.

Por otra parte, en esta etapa de auge del tenis español también hay que destacar el surgimiento de los clubes femeninos de tenis, liderados por tenistas españolas como Lilí Álvarez, quien junto a los demás maestros de la raqueta, lograron demostrar al mundo que España no iba a quedarse atrás en este deporte respecto a otros países.

Tras el auge del tenis español y tras la evolución positiva de este deporte en la década de los ochenta y los noventa de la mano de tenistas como Manuel Orantes, José Higueras Juan Aguilera llegó el paso del siglo XX al XXI, momento en el que los tenistas españoles más reconocidos comenzaron a ceder su protagonismo a otros como Albert Costa, Fernando Verdasco o Tommy Robredo quienes intentaron lograr superar en victorias y logros a los antiguos propietarios de los puestos más altos de la clasificación mundial.

De todos los tenistas que han hecho historia en España, hoy en día se habla de sólo unos pocos, como por ejemplo Rafael Nadal o David Ferrer. Estos tenistas tienen la fama merecida, ya que son los que están consiguiendo mantenerse en los puestos más reconocidos de la lista mundial de los mejores tenistas, establecida por la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP).  Sin embargo, muchos se preguntan hasta cuándo van a poder mantener sus posiciones.

Esta pregunta no tiene aún una respuesta clara, ya que muchos aficionados al tenis piensan que estos tenistas tan prestigiosos no han dado ninguna señal de querer ceder su lugar. Desde que empezaron sus carreras como tenistas profesionales no han mostrado ningún signo de desgaste que pueda acreditar que otros puedan ser considerados nuevos referentes.

Rafael Nadal es el mejor ejemplo que se puede dar sobre este hecho, ya que tras su inicio como tenista profesional en 2001, no ha parado de sorprender, llegando a conseguir el triunfo en un total de 65 torneos y llegando a convertirse en uno de los mejores jugadores de la historia del tenis.

Sin embargo, aunque no se tenga una respuesta clara, si se puede afirmar que los tenistas españoles luchan continuamente para mejorar y conseguir acumular todas las victorias que les sean posibles, con el fin de llegar hasta lo más alto, por lo que no se puede descartar la idea de que la generación de tenistas que dio comienzo a principios de siglo pueda ser poco a poco sustituida por una nueva hornada que dé continuidad a uno de los periodos más reconocidos a nivel internacional del tenis español.

Dejar respuesta