La trama de los ERE en Andalucía: la pesadilla que persigue al PSOE

0
65

Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra, frase que más de uno se debería aplicar. Pero sobre todo, quienes deberían reflexionar sobre la misma son los dos grandes partidos de este país. El PP y PSOE. Cada día nos desayunamos más y más titulares que mencionan a éstos y no, precisamente, por sus buenos quehaceres.  Al primero de ellos  por el ‘caso Bárcenas’,  asunto ya analizado con anterioridad en La Huella Digital y al segundo, por la gran trama de corrupción  de los ERE fraudulentos de Andalucía.

Alfredo Pérez Rubalcaba y Jose Antonio Griñán
Alfredo Pérez Rubalcaba y Jose Antonio Griñán

El asunto en el que se está viendo involucrado el PSOE de Andalucía y que afecta también al PSOE nacional, es un auténtico laberinto sin salida en el que su origen se remonta a 2010 cuando la titular del Juzgado número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, empieza la investigación a raíz de la denuncia que ponen unos empresarios de la hostelería, donde aseguraban que existía una supuesta extorsión por parte de los altos cargos de Mercasevilla, en donde estaban al frente Fernando Mellet y Daniel Ponce. Según los denunciantes se les había exigido unas comisiones irregulares de 300.000 euros para poder montar una escuela de hostelería.

Como ya se ha explicado, la juez Alaya empezó a investigar dicho caso y las indagaciones al respecto le condujeron hasta el ‘caso ERE’. Nombre como se conoce a esta trama en el Gobierno andaluz ya que se descubrió un expediente de regulación de empleo en el que figuraban personas que jamás habían trabajado en Mercasevilla. Asimismo, la juez también ha detectado un desvío de fondos que, según es sabido, se producían a través del Instituto de Fomento de Andalucía (IFA) y la concesión de unos fondos a unas empresas y a unos trabajadores que en realidad no existían. Aproximadamente, según se estima, se podrían haber desviado unos 140 millones de euros de dinero público en total.

En 2001 entre la Consejería de Empleo IFA llegaron a un acuerdo en el que se destinaba unas cantidades de dinero para unas ayudas sociolaborales. Ese dinero, que como ya se ha dicho, pasaba por el filtro del IFA, que casualmente quien lo dirigía era el entonces director de Empleo de la Junta, Javier Guerrero. Para que toda esta operación de traspaso de dinero se pudiera llevar a cabo, existían un denominado “conseguidor”, el exsindicalista de la UGT, Juan Lanzas, que se encargaba de que se realizasen esos falsos expedientes de regulación de empleo.

Este escándalo, ha provocado que dirigentes del PSOE, tanto del regional como del nacional, hayan tenido que salir a dar la cara y a dar explicaciones sobre esta trama que transcurrió en el marco del gobierno socialista en la comunidad. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, compareció el pasado miércoles ante el Parlamento andaluz para explicarse y así, tal y como manifestó, para “esclarecer los hechos” y “disipar muchas mentiras e insidias”.

Por su parte, el secretario general del PSOE hizo alusión al tema al instar al PP a que tenga con el caso de los ERE  “la misma prudencia” que tuvieron los socialistas durante la “turbia” época del ‘caso Gürtel’. “Todo eso ha tenido una explicación, se ha dado la cara por ese asunto y lo que queremos es que la instrucción acabe lo más rápido posible. No queremos que se depuren las responsabilidades. Somos los primeros interesados en que suceda“, dijo la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano hace unos días en Los Desayunos de TVE.

Sea como sea, el asunto se resolverá, pero más bien tarde que pronto ya que a la juez Alaya todavía le queda un largo camino por recorrer hasta poder esclarecer todos los hechos. Por lo pronto, se especula con que en los próximos días podría haber más imputaciones, así que, habrá que estar atento a lo que ocurre.

Fuente de la imagen: Facebook PSOE Andalucía

Dejar respuesta