La tontería postmoderna

0
728

Esto tiene que acabar de mala manera. Hasta hace bien poco era una afirmación más que arriesgada decir que, si seguíamos así, Belén Estaban podía acabar sentada al lado de José Luis Sampedro en la RAE. Pero, si no enderezamos el rumbo, no sólo puede ocurrir lo anterior, sino cosas peores. Se me ocurre, por ejemplo, que Showgirls sea considerada como la mejor película de la historia. Seguro que nos quedamos como si tal cosa.

La televisión y la industria ofrecen todo tipo de engendros, de los que parece gustar numeroso público. Algo que no me parece mal, porque precisamente este tipo de consumidor sin complejos es el que menos peligro tiene y el que menos nos toca las narices. Bastante tienen con disfrutar de su ración diaria, sin pensar demasiado en el asunto, sin complicarse y complicarnos la vida a los demás.

Creo que tienen más delito otros, que también gustan de este tipo de actividades pero se las dan de intelectuales e instruidos postmodernos, saliendo incluso en los papeles exponiendo esta malsana inclinación, legitimando lo mejor que pueden sus gustos. Ellos dicen leer el Hola o ver el Sálvame a través del prisma irónico y postmoderno de nuestra época. Pero lo que a ellos en realidad les hace tilín es leer a Kierkegaard y Schopenhauer en la intimidad. Lo que pasa es que en estos tiempos hay que saber sacarle el mismo jugo a Bisbal que a María Callas, o al David de Miguel Ángel que a las disertaciones de Carmele Merchante en el Sálvame. Y miren, por ahí no paso.

Cuanto más estúpido es un comportamiento, más descabellada es su justificación. Cada uno de nosotros buscamos la excusa para nuestras acciones más inconfesables. Los postmodernos justifican que les guste La Noria y Sálvame o ser fan de OT, de los que se dejan una pasta en mensajes, esgrimiendo el discurso anterior, ese que mezcla churras con merinas, meninas, menhires o lo que haga falta. Será por juntar. Decir simplemente, asumiendo tus gustos, que te pone la mierda y eres un degustador de basura catódica o auditiva, parece que no basta. Es mejor contarnos la milonga de que eres un postmoderno que se ríe, irónicamente, faltaría más, de las cosas que tiene nuestro tiempo. Porque nada excluye, parece ser, que además de ver, leer o escuchar todo tipo de engendros, también sepas sacarle jugo a la cultura con mayúsculas. Después de ver rascarse entrepiernas en GH, o mientras escuchas a Bustamante –David, no Julio, autor algo más digno, a mi parecer– puedes decir que lo que te pone en realidad es “releer” La rebelión de las masas o “revisitar” El séptimo sello. Lo que pasa es que pasas horas y horas viendo ramplonería en televisión o tienes las listas de reproducción del Spotify plagadas de basura porque estás estudiando sus costumbres, no porque te guste en realidad.

La tramposa frase que decía que sobre gustos no hay nada escrito, se ha convertido en lugar común. Es precisamente sobre el buen gusto, de momento, de lo que más se ha escrito, aunque es más que probable que se esté invirtiendo la tendencia. De la misma manera que esta tontería postmoderna se está instalando en nuestro día a día, volviéndonos a todos idiotas que confunden pasar el rato con hacer algo de provecho. De momento parece que aún somos capaces de diferenciar, pero esto no tardará en irse al garete. Se acabará viendo pura poesía en los diálogos facilones y los colorines fluorescentes de esas películas que te dejan las retinas para el arrastre. Y los que se atrevan a solicitar otro tipo de material, o critiquen lo establecido, serán condenados a una sobreexposición de los mejores monólogos de Javier Mariñas.

No estoy en contra de actividades que no necesiten desplegar gran parte de nuestra capacidad de atención o análisis, ni de escuchar tonterías en televisión o canciones facilonas en el iPod. A veces hay que desconectar. Pero no es aconsejable vivir en un perpetuo estado de standby mental, porque se acaba desdeñando todo lo que nos exige pasar a un estado de alerta. Una eventualidad para la que estamos cada vez menos preparados.

Fuente de la imagen:
http://estanochesenosocurriraalgo.blogspot.es/img/advert2.jpg

Dejar respuesta