La tiranía de Usain Bolt, amenazada

0
95

A falta menos de menos de un mes para que comiencen los Juegos Olímpicos de Londres, Usain Bolt ha sufrido dos sonadas derrotas en las finales de 100 y 200 metros de los campeonatos clasificatorios nacionales, frente a su compatriota Yohan Blake, que han abierto dudas sobre el estado físico y mental del gran dominador de la velocidad mundial durante el último lustro.

Usain Bolt ha encontrado un rival capaz de ponerle en aprietos en Londres

Yohan Blake, joven ‘sprinter’ jamaicano de 22 años, es el atleta del momento. El velocista, que ganó el oro mundial el pasado verano tras la absurda descalificación que padeció Usain Bolt, ha derrotado a la estrella de la velocidad dos veces en poco más de 72 horas, tanto en el hectómetro como en los 200 metros de los campeonatos nacionales de Jamaica. Por primera vez desde la irrupción estelar de Bolt en los Juegos de Pekín, surge un deportista capaz de discutirle la supremacía en las pruebas de velocidad.

La carrera de 100 metros enfrentaba a los tres principales aspirantes al oro olímpico en Londres. Yohan Blake ganó la prueba con el cuarto mejor tiempo de la historia (9,75 segundos), superando a un discreto Usain Bolt (9,86) y a Asafa Powell (9,88), que solo pudieron asegurar su presencia en los Juegos. En los 200 metros, el mismo Blake, (con un tiempo de 19,80), volvió a imponerse a Bolt en una prueba más igualada (18,83). La tercera plaza de la final fue para Warren Weir, que paró el cronómetro en 20,03.

Bolt regaló inolvidables actuaciones, tanto en los Juegos de Pekín en 2008, como en los Campeonatos del Mundo de Berlín de 2009. Acumulaba entonces el risueño corredor, oros y récords mundiales. Sin embargo, más aún tras los extraños Mundiales del pasado año en Japón, el aura de grandeza que desprendía el gigante jamaicano parece estar apagándose. Bolt cerró su participación en Daegu, la cita mundialista del pasado agosto en territorio surcoreano, con dos oros en 200 y en el relevo 4×100. Pese a lo extraordinario del resultado, la competición dejó alguna duda, especialmente tras la descalificación padecida en la salida de la carrera de 100 metros.

Las causas que atenazan hoy a Bolt no residen en sus conocidas carencias técnicas ni en esa escasa ortodoxia que siempre ha mostrado el velocista de Trelawny. Tampoco las flojas salidas de Bolt, ni la dificultad -propia de un cuerpo de casi dos metros- para poder correr erguido los primeros metros, parecen estar detrás de estas derrotas. Sería ridículo cuestionar un estilo que le llevaba a destrozar cronómetros y a sumar, una tras otra, preseas doradas hace solo unos años. Quizás las razones residan en una corta preparación, en la presión ante una victoria olímpica que se le supone obligada o en el agotamiento propio de quien lleva tantos años en la alta competición.

El estado de dudas que irradia Bolt y la alternativa creíble que representa Blake serán ingredientes principales del apasionante enfrentamiento entre ambos que se espera en Londres. Aunque no solo serán antagonistas: las dos figuras de la velocidad correrán juntos en el equipo por relevos del país caribeño. Los ‘trials’ de Jamaica han logrado que emerja una figura que puede convertir unas pruebas, que se preveían como un paseo para el actual campeón olímpico, en carreras épicas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=fJSlHDbmDM8[/youtube]

Fotografía: Thor Matthiason

Dejar respuesta