La temporada en mayúsculas del Atlético de Madrid

0
173

El club colchonero, a pesar del agridulce final de temporada, ha realizado una temporada sensacional, alzándose con la Liga, después de 18 años, llegando a semifinales de la Copa del Rey y a la final de Champions de Lisboa. Lo que ha demostrado es que las plantillas millonarias no siempre tienen porqué ser campeonas, porque con el trabajo y el esfuerzo se pueden lograr grandes cosas.

A principio de la temporada, el Atleti no se veía dónde ha llegado, siempre humilde, y siguiendo su eterno lema “partido a partido” ha logrado alzarse con la Liga española, que este año ha demostrado ser la mejor del mundo. No hace falta recordar que la final de Champions fue disputada por dos equipos españoles, pasando a la historia por ser de la primera vez que se enfrentaban dos conjuntos de una misma ciudad; al igual que el logro del Sevilla de conseguir la EUFA League. Esto hace ver que la liga española está en muy buen estado de forma y que los ojos de todo el mundo se sigan depositando en ella.

Gabi Fernández (30), celebrando la Liga en Neptuno. Foto: Club Atlético de Madrid
Gabi Fernández (30), celebrando la Liga en Neptuno. Foto: Club Atlético de Madrid

El equipo del Cholo Simeone ha conseguido luchar hasta el último minuto de su temporada, con garra y dejando siempre el esfuerzo en el terreno de juego, pero las lesiones y las dificultades físicas del equipo han hecho que se viera en apuro en los últimos compases de la campaña. Primero no logrando alzarse con la victoria en los choques contra el Levante y el Málaga, que le habrían hecho no sufrir tanto el último partido de Liga en Barcelona. En este partido, más bien una final, el Atleti demostró su trabajo y su lucha, enfrentándose a un Barça que veía su única oportunidad de alzarse con algún título esta temporada. Ayudó el dios Neptuno y, como recordó Simeone, también Luis Aragonés, para que después de un sufrido encuentro lograsen después de 18 años su décima Liga.

El equipo colchonero, después de los festejos tan multitudinarios por lo conseguido, pronto tuvo que ponerse a preparar la final de Champions, a la que iba con las grandes dudas de Diego Costa y Arda Turán, lesionados en el último partido liguero.

Una semana tenían para coger fuerzas y enfrentarse al Real Madrid, que iba a por todas para conseguir su ansiada Décima. En los primeros minutos de la final, se comprobó cómo no habrían tenido suficiente tiempo para recuperar sus grandes bajas. Pese al infortunio, el equipo nunca perdió la fe y siguió luchando y tuvo la recompensa del gol de Godín, que ponía al equipo en el cielo de la Champions. Pero aquél no iba a ser su día, los dioses no estarían a su favor, y se pudo ver cómo, poco a poco, los jugadores rojiblancos perdian potencia debido al desgaste físico que acumulaban y con ello llego su pesadilla, el tanto de Sergio Ramos.

Del gol de Schwarzenbeck al del Sergio Ramos. De aquella noche en el Estadio de Heysel de Bruselas a la final de Lisboa han pasado 40 años, y la historia se volvió a cebar con el Atlético de Madrid que vio cómo en los últimos dos minutos del partido perdía la oportunidad de ganar su primera copa Champions. Pero este sinsabor no debe ahogar en la tristeza al Atlético de Madrid, y más después de la gran temporada que ha llevado a cabo.

Al Atlético de Madrid solo le quedo por dejar su sangre en el terreno de juego. Lo dieron todo como en cada partido de esta gran temporada que ha realizado. Siempre fieles a su famoso lema “partido a partido”. La afición atlética se fue disgustada, enrabietada e incrédula, pero siempre orgullosa de su equipo que este año ha llegado al cielo en otras competiciones y que para ellos ya son ganadores.

En la noche de 24 de mayo, el Atleti ponía el broche agridulce a una temporada de escándalo, un gran ganador y también un buen perdedor.

Al día siguiente de la final, ya se oían rumores acerca de la salida de algunos de los jugadores claves del Atleti, por lo que ahora  solo queda esperar, y más para Simeone, que no se vayan muchos de sus jugadores en la próxima temporada, si quieren mantener su buena racha y seguir disfrutando con el gran grupo que ha formado el argentino.

Dejar respuesta