‘La tejonera’: cavando profundo en nuestra sensibilidad

0
120

Cynan Jones nos demuestra con La tejonera (Turner) que bastan pocas palabras para sumergirnos en una trama palpitante y descarnada, en un entorno rural, un universo que creíamos olvidado, alejado de los escenarios típicos de las novelas contemporáneas.

9788416142033 (1)Daniel es un granjero sencillo que ayuda a sus ovejas a traer corderos al mundo. Su antagonista, un personaje sin nombre, corpulento, acecha los bosques y las tierras en torno a las granjas a la caza del tejón en su madriguera, una criatura protegida pero muy valorada en los bajos fondos. Se trata de dos realidades, dos mundos contrapuestos en donde se anticipa la confrontación y la tragedia con una tensión creciente. Mientras el de Daniel es un mundo sensible, encapsulado en su propia madriguera y cargado de una ternura a flor de piel, que está apegado a las costumbres y al día a día de su granja, el ámbito del cazador furtivo es violento y caótico. Se mueve como un alcaudón amenazante, siempre traspasando la ilegalidad y acompañado por sus perros de presa. Caza al tejón vivo, acorralándolo en su propia madriguera para torturarlo con temibles perros en peleas clandestinas. Jones presenta la violencia de estas operaciones marginales como un ritual iniciático que se transmite de padres a hijos y que, sin plantear directamente la inmoralidad de las mismas, no deja a nadie indiferente.

El autor, desde una cuidada prosa, nos traslada a la campiña, entre pastos y valles que bien podrían estar situados en cualquier país, en cualquier época, donde Daniel, que se ve a sí mismo “como de roble”, atemporal, representa al granjero joven en su particular crisis contemporánea. Nos sumerge con todos los sentidos en este universo que, muy lejos del ideal bucólico, se muestra oscuro y atávico, pero tan detallado en los quehaceres cotidianos que se antoja de una realidad aplastante. Tan solo gracias a pequeñas referencias de actualidad como un quad o una motosierra, podemos llegar a situar la trama en este siglo, y por momentos adquiere tintes alegóricos, casi bíblicos. Quizá por todo esto, a Jones se le compara con Ernest Hemingway o Cormac McCarthy.

Cynan Jones es un joven escritor galés que ya ha cosechado premios en Reino Unido por su primera novela The Long Dry (no publicada en España) y ahora nos golpea duro con este retorno a los temas esenciales, como el amor, el dolor por la pérdida de los seres queridos, la muerte o la empatía hacia los animales y las distintas formas de canalizarla: Daniel con la profesionalidad y preocupación de un joven granjero por sus animales, y el hombre corpulento que vive a través de sus perros con una conexión salvaje y brutal. Esta es una novela altamente recomendable, que te llega al tuétano. Por momentos crees estar frente una epifanía, de un lirismo muy íntimo y, sin embargo, un par de páginas después te encuentras una realidad cruda y visceral. Es de esas novelas que adquieren los tintes de clásico con el paso del tiempo.

Dejar respuesta