La tasa de actividad se encuentra, este año, en un equilibrio esperanzador

0
143

Tras el impactante registro del año pasado, los datos de este año se moderan. La tendencia es, aún así, hacia el descenso del paro (0,46% menos que en el mismo período del año anterior) al igual que el número de personas inactivas que también desciende (0,69% menos en el tercer trimestre de 2005).

El que se nos presenta es un ciclo económico nuevo para la sociedad española; clave por su importancia y porque de él depende el estado de la economía del mañana. La especulación siempre conlleva un lado negativo, y hay una duda razonable sobre la capacidad de la Seguridad Social para hacerse cargo en un futuro no muy lejano del proyecto de sociedad en el que estamos inmersos. Es evidente que hay muchos temas sobre los que hay que estar alerta, como procurar educar a la población promoviendo la aceptación ya que está demostrado que los países tienen problemas sociales con las segundas o terceras generaciones de españoles residentes que se ansían una apertura de puertas laboral.

Porque gracias a buena parte de la comunidad inmigrante, por ejemplo, ha aumentado de sobremanera  su calidad de vida casi en el momento más importante. Y aquí es un fenómeno que ha aumentado durante los últimos 15 años, atisbando una necesidad de re-educación de las masas  procurando erradicar sucesos por todos conocidos que se han dado en toda.

Son muchas las ventajas que ha encontrado España pero ha de dar un paso adelante y hacer de la integración laboral un hecho real. Se ha de tener la previsión de crear muchos más puestos de trabajo porque la burbuja de la construcción que hay hoy en día no será igual en la década que nos está esperando.

La libertad que disfrutamos pasa por una transferencia permanente; una deuda casi perpetua y una letra que corta las alas a la inmensa mayoría. Unos pocos son los que reciben las ventajas económicas en un círculo vicioso que llegará a su fin.

El Instituto Nacional de Estadística  presenta unos datos que suponen un respiro para los que conforman la oferta de empleo ya que unos años de estabilidad permitiría a la sociedad española quitarse el yugo del aumento del paro que tanto ha preocupado a las sociedades occidentales contemporáneas.

Compartir
Artículo anteriorSuicidios
Artículo siguienteMiedo

Dejar respuesta