La slow fashion está en auge: alpargatas de fibras 100% naturales, camisetas fabricadas con tejidos reciclados, joyas libres de agentes químicos perjudiciales para el entorno, etc. Ahora los consumidores no centran su atención, únicamente, en la parte estética de la ropa; el cómo y el dónde se fabrican las prendas, también importa. Esto no significa renunciar a la innovación y a las últimas tendencias, sino hacer un pequeño esfuerzo para lograr la conservación de los recursos naturales y el bajo impacto ecológico de los materiales empleados.

El origen de la moda sostenible se debe a un trágico suceso ocurrido en Bangladesh. Esta misma tragedia fue la responsable de la concienciación en el sector, dando lugar a lo que hoy se conoce como una moda más ecológica, saludable y socialmente responsable.

A pesar de que la moda sostenible ha ganado una gran popularidad en los últimos años, cuenta con una larga y apasionante historia en la que un trágico suceso marcó un antes y un después: el derrumbamiento del Rana Plaza, Bangladesh. A continuación, esta línea temporal muestra los sucesos más relevantes que han cambiado la forma de entender la moda.

Sin embargo, antes de adentrarnos en el mundo de la moda sostenible por completo, es conveniente conocer palabras clave del sector.


En el territorio español encontramos diversas empresas sostenibles que siguen la misma filosofía ecológica. De esta forma, fabrican ropa, accesorios o complementos únicamente con tejidos que no contaminan el medio ambiente. Es el caso de start-ups como ECOALF o Pugil, en Madrid; o  Gotaskaen y Beatriz Constán en la provincia andaluza, entre muchas otras que se reparten por prácticamente todo el país.


Gema Gómez siempre ha mirado por el medio ambiente en los actos que realizaba. Sin embargo, la naturaleza está dañada por las acciones del ser humano y quería hacer algo más por ella. De este impulso nace The Circular Proyect, una marca de ropa sostenible que pretende que las prendas creadas tengan su propia historia y que, al final, cuando sean desechables, puedan servir de alimento a la tierra, donde crecieron. Así devuelve Gema a la naturaleza parte de todo lo que le cogemos prestado.

La moda sostenible se sitúa a ras del suelo para llegar al calzado. La marca de alpargatas y sandalias Aedo trabaja desde un punto de vista intimista y personal, sin renunciar a la renovación constante y, por supuesto, en consonancia con la sostenibilidad medioambiental. Es por ello que su calzado está realizado con fibras y tejidos naturales y es creado uno a uno por manos de profesionales zapateros.

En su propuesta de cuidar el mundo en el que vivimos, Ecoalf va más allá, y lo hace creando sus prendas de ropa a partir de residuos. Se trata de llevar a cabo un tipo de moda sostenible a través del reciclaje de botellas de plástico, redes de pesca o neumáticos usados, entre otras cosas.

Ecoalf apuesta por una moda que ayude a cuidar el planeta, pero antes necesitamos saber cómo conocer más este mundo. Por ello, os mostramos un tutorial donde recibir consejos, ver ejemplos y comprar productos ecológicos para una vida más slow.


Unable to display content. Adobe Flash is required.

Todavía hay mucha gente que no es consciente del verdadero significado de la moda sostenible, por ello, la difusión de esta en esencial. A continuación, en esta línea del tiempo a modo de calendario, se da información de todos los eventos que se realizan en la geografía española con el objetivo de que esta moda llegue cada vez a más personas.

1 Comentario

Dejar respuesta