La sonda Kepler comienza su trabajo

0
150

El pasado día 7 de Abril, los ingenieros de la NASA enviaron un comando a la sonda Kepler, situada en ese momento a 3.153.000 Km. de la tierra (8,20 veces la distancia a la luna), para quitar la tapa oval de 1,7 x 1,3 metros que protegía el fotómetro de la contaminación y así permitir la entrada de imágenes. La tapa se desprendió sin problemas, y la luz de las estrellas comenzó a detectarse en los sensores del plano focal del fotómetro. Se puso en posición el vehículo espacial, y se comenzó a la operación de calibrado de los detectores, con el fin de obtener un nivel de sensibilidad similar al del telescopio Hubble.
La imagen de “la primera luz” tomada por el aparato muestra en todo su campo visual un brillante conjunto de millones de estrellas en la región de Cygnus-Lyra de nuestra galaxia. En ese campo también hay clusters de estrellas, galaxias en segundo plano, más allá de la Via Láctea, y tres estrellas que se sabe tienen planetas calientes tipo Júpiter orbitándolas. La observación de estas estrellas confirma la capacidad de detección de planetas del software de análisis que Kepler va a utilizar para su trabajo de búsqueda.

Los análisis de las imágenes a largo de los pasados días muestran que los parámetros de enfoque enviados al instrumento son correctos. Los datos se tomaron en condiciones estables de temperatura y con el aparato en el “punto fino” de estabilidad. Los ingenieros están trabajando con el equipo científico para determinar si una posterior optimización del enfoque podría significar una mejora importante en el retorno de información. Si fuese así, el conjunto de espejos primarios de 1,4 metros serían sometidos a un ajuste fino de su alineamiento, y podría permitir la monitorización de más estrellas con menos distorsión, y con el resultado de aumentar la sensibilidad a la hora de buscar planetas más pequeños.

Una nueva imagen tomada por Kepler, correspondiente a su entero campo visual (una porción de cielo de 100 grados cuadrados), se estima que contiene 4,5 millones de estrellas, siendo seleccionadas algo más de 100.000 de ellas como candidatas ideales para “la caza de planetas”.

Otras dos vistas se focalizaron sobre una milésima parte del campo visual total, apareciendo en una de ellas la imagen un cluster de estrellas llamado NGC 6791 localizado alrededor de unos 13.000 años luz de la Tierra, y en la otra vista se hizo zoom sobre una región que contiene una estrella llamada TrES-2, con un planeta conocido del tipo Júpiter orbitándola cada 2,5 días.

Kepler pasará los próximos tres años y medio buscando en las más de 100.000 estrellas seleccionadas signos de planetas. Se espera encontrar mundos muy variados, desde los gaseosos grandes a los rocosos tan pequeños como la Tierra. Esta misión es la primera con posibilidades de encontrar planetas como el nuestro, rocosos y pequeños orbitando alrededor de un sol, y donde las temperaturas puedan ser las adecuadas para posibles lagos y océanos de agua.

Los científicos e ingenieros todavía pasarán las próximas semanas calibrando el fotómetro y los instrumentos científicos de la nave, optimizando el enfoque del telescopio con el fin de hacer la calidad de la imagen del campo visual más uniforme y minimizar el número de píxels por imagen requerido para medir las estrellas determinadas. Esto permitirá monitorizar más estrellas con menos distorsión, y hará que la búsqueda de planetas pequeños sea más sensitiva. Una vez finalizada esta etapa, Kepler comenzará realmente su “periodo de caza”.

Referencias:
http://www.nasa.gov/mission_pages/kepler/main/index.html
Imágenes:
http://www.nasa.gov/mission_pages/kepler/multimedia/videos/cover.html
http://www.nasa.gov/mission_pages/kepler/multimedia/20090416.html

Dejar respuesta