España ultima su preparación para el Campeonato de Europa de Balonmano

0
59

El próximo 15 de enero arranca el Campeonato de Europa de Balonmano, una prueba de fuego para calibrar el estado del bloque dirigido por el seleccionador español Valero Rivera. El combinado nacional se presenta en Serbia sin pasaporte directo para los Juegos Olímpicos y con el deseo de plantar cara a las mejores selecciones europeas, entre las que destaca con luz propia Francia, que ha ganado los dos últimos mundiales, el último Europeo y la medalla de oro en los Juegos de Pekín 2008.

El gran objetivo será la clasificación directa a los JJOO de Londres

La selección se encuentra concentrada en Lanzarote para afrontar la preparación del Campeonato de Europa, que se disputará entre el 15 y el 29 de enero en Serbia. La lista definitiva la componen 16 jugadores: José Javier Hombrados, José Manuel Sierra, Víctor Tomás, Roberto García Parrondo, Juanín García, Cristian Ugalde, Gedeón Guardiola, Julen Aginagalde, Raúl Entrerríos, Joan Cañellas, Dani Sarmiento, Alberto Entrerríos, Eduardo Gurbindo, Jorge Maqueda, Iker Romero y Viran Morros. No estará finalmente Rubén Garabaya, lesionado en una rodilla.

España estará encuadrada durante la primera fase en el grupo C, donde se enfrentara por este orden a Francia, Hungría y Rusia. Pasarán a la siguiente ronda los tres primeros de cada grupo, lo que facilita el avance del equipo nacional y reduce las posibilidades de que se produzca una prematura eliminación. La gran favorita del grupo, y también para la victoria final, es Francia. España y Hungría están en un nivel competitivo similar, mientras que Rusia, pese a su pasado de grandes éxitos, se antoja como el rival más débil.

Valero Rivera, seleccionador español y uno de los técnicos más laureados en la historia del balonmano mundial, cumplirá una etapa más en el viaje que emprendió en 2009 con el equipo nacional. Su gran objetivo no es otro que luchar este verano por las medallas olímpicas, pero antes habrá que lograr la clasificación. Para obtener el pase directo, España tendría que conquistar el Europeo o quedar subcampeona por detrás de Francia, que ya está clasificada como campeona mundial. El otro camino sería a través de un torneo preolímpico que se disputará esta primavera en España.

El balonmano es un deporte que, históricamente, siempre ha tenido su mayor arraigo en tierras europeas. Un Mundial o incluso los Juegos Olímpicos gozan de menor nivel competitivo que el torneo que agrupa a las selecciones más potentes del viejo continente, donde quedan excluídas las cenicientas americanas, africanas o asiáticas. Sólo en los últimos tiempos, algún combinado del norte de África o de Sudamérica ha podido ofrecer cierta resistencia frente a la superioridad de los conjuntos europeos.

Precisamente, Túnez y Argentina disputarán junto a España la XXXVII edición del Torneo Internacional Memorial Domingo Bárcenas, que hoy arranca en Lanzarote. Este triangular amistoso servirá al combinado nacional para mejorar su puesta a punto de cara al día 16, fecha en que debutará frente a la todopoderosa selección ‘bleu’.

Fotografía cedida por RFEBM.net

Dejar respuesta