“La Red Social” llega a Madrid

0
397

Justin Timberlake, Andrew Garfield, Jesse Eisenberg y el guionista y productor Aaron Sorkin se encuentran en la capital española para presentar La Red Social, una película basada en cómo se creó Facebook y la revolución mundial que trajo consigo.

Hoy en día, las redes sociales son algo común para nosotros, incluso algunos ya son incapaces de imaginarse sus vidas sin Facebook, Tuenti o Twitter (microblogging). Sin embargo, este fenómeno social no hace tanto que ha surgido y ha venido para quedarse.

La Red Social nos lleva a octubre de 2003 en la universidad de Harvard, momento en el que Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg) rompe con su novia y se infiltra en la red de los ordenadores de la universidad para crear Facemash. Este sitio web era una base de datos con fotos de todas las chicas del campus, cuyo fin era que el usuario las comparara y decidiese cuál era más atractiva. El sistema informático de Harvard se colapsó y Mark fue acusado de violar la privacidad, los derechos de autor y traspasar la seguridad.

A pesar de todos estos inconvenientes, es aquí cuando surge el germen de “thefacebook.com”. Esta nueva plataforma lograría ver la luz en febrero de 2004, llegando a registrar en su primer mes a la mitad de los estudiantes de Harvard y alcanzando los 5,5 millones de usuarios en diciembre de 2005, para poco después saltar a los ordenadores de todo el mundo. El fenómeno se extendió como la pólvora.

Pero Mark no ideó ni llevó a cabo todo esto él sólo, sino que comenzó sus andaduras creativas de la mano de varios amigos de la universidad de Harvard de los que luego se separaría: Eduardo Saverin (Andrew Garfield), el que fuera amigo íntimo de Zuckerberg, quien aportó el capital inicial para la joven empresa; Sean Parker (Justin Timberlake), el fundador de Napster que trajo Facebook a los inversores de capital de riesgo del Silicon Valley; y los gemelos Winklevoss (Armie Hammer y Josh Pence), los compañeros de Harvard que afirmaron que Zuckerberg les robó la idea y después le demandaron su titularidad.

Todas estas controversias sobre la titularidad de la creación, el robo de ideas y demás diferencias entre los personajes principales de la historia siguen vigentes en la actualidad y son las que llevaron al guionista Aaron Sorkin a elaborar un planteamiento alejado de una verdad única. “Construimos una serie de hechos y a partir de ellos obtuvimos tres verdades” afirma el célebre guionista y productor. El director, David Fincher, argumenta todavía más esta visión confirmando que “la historia se desenvuelve en un terreno de grises en el que los héroes y los antihéroes se cambian los papeles continuamente”. Aunque Sorkin se basó en la novela Multimillonarios por accidente de Ben Mezrich, su intención fue desde el inicio dramatizar absolutamente todas las historias, ahondando y exprimiendo al máximo las personalidades y las relaciones entre los personajes. Aunque intentó hablar con Mark Zuckerberg para que le otorgase “su verdad” sobre la historia, obtuvo un rechazo absoluto por parte del creador de Facebook. “Estoy seguro que Facebook hubiera preferido que contáramos toda la historia desde el punto de vista de Mark, pero esa no era la película que queríamos hacer” asegura el guionista.

La forma de conocer gente y las relaciones sociales evolucionan, normalmente de forma algo progresiva, pero Facebook lo ha hecho drásticamente y casi de la noche a la mañana. Esta red social se ha convertido ya en un mito a pesar de sus escasos años de vida.

Fuente del texto:
Nerea Pita Gradaille
Fuente de las imágenes:
Neres Pita Gradaille

Dejar respuesta