La polémica visita del dictador Obiang a España

0
118

La visita oficial del presidente de la antigua colonia española de Guinea Ecuatorial ha dado estos días pie a la discusión por ser líder de una de las dictaduras más corruptas del mundo, según los observadores internacionales. El hecho, no ha impedido que el dictador visite nuestro país para inaugurar de manera oficial una nueva embajada de su país en España, y de manera no tan oficial para hablar del negocio del petroleo e intentar que las empresas españolas inviertan en su país. Posiblemente por eso último, según algunos, la noticia haya tenido poca relevancia en la agenda de los medios.

La tensión suscitada por varios grupos opositores políticos y sociales no impidió que Obiang se reuniera con el Presidente del Gobierno, José L. Rodríguez Zapatero y con el líder del PP Mariano Rajoy. El dictador guineano se sintió satisfecho con los encuentros y después de calificar a la prensa española de “irracional” por el tratamiento de la información de su visita manifestó saber que en España “hay una política realista porque estuve con el principal líder de la oposición, el señor Rajoy, he estado con el presidente del Gobierno, con Sus Majestades, por lo tanto aquí tengo los amigos españoles”, según declaraciones recogidas por EFE.

La visita estuvo “mal organizada” según el PP para el que las declaraciones del dictador Obiang “culminan la gran astracanada” que ha sido su viaje oficial a España. De las voces contrarias que se dejaron oír destacó la de la Unión para la Democracia y el Desarrollo Social de Guinea Ecuatorial (UDDS), una formación ilegal en el país africano. PP y PSOE son para la UDDS “la misma cosa” ya que “están de acuerdo con las violaciones de Derechos Humanos y la dictadura en Guinea”. Los grupos minoritarios del Congreso de los Diputados protestaron contra la visita prevista del dictador a la Cámara Baja, manifestaciones que desembocaron en la suspensión del acto previsto.

Pero no todo fueron críticas. En el exterior de la nueva embajada, situada en la madrileña avenida de Pio XII, se concentraron cincuenta mujeres ataviadas con banderas de Guinea Ecuatorial y España y con una pancarta en la que se podía leer “viva la amistad Guinea-España, bienvenido Obiang Nguema y señora”.El antiguo edificio diplomático de Guinea fue clausurado tras un asalto por parte de seguidores del presidente del autoconstituido Gobierno ecuatoguineano en el exilio.

Teodoro Obiang Nguema Mbasogo (Mogomo, 1942) es dictador de Guinea Ecuatorial desde el 3 de agosto de 1979. Comenzó su carrera militar en España. Previo al golpe, Obiang desempeñó diversos cargos políticos de gran relevancia tales como el de gobernador de Bioko y jefe de las fuerzas armadas de Guinea.

En la fecha indicada Obiang dio un golpe de estado contra el presidente Francisco Maciás Nguema, al que llegó a juzgar y ejecutar. Las promesas del dictador: acabar con la política represiva de su antecesor.

Obiang quiso referirse en su reciente viaje oficial a España a sus opositores. “A todos los que dicen ser de la oposición, que vengan a Guinea Ecuatorial porque allí no tienen ni un solo problema”.

Lo cierto es que Obiang lidera actualmente una de las más corruptas y opresivas dictaduras del mundo tal y como manifiestan expertos observadores. Como en toda dictadura el país tiene un partido único: el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial que posee el 98% de los escaños del parlamento nacional. En julio de 2003 la radio estatal África 2000 anunció que el presidente es un Dios que está en permanente contacto con el Todopoderoso y puede matar a cualquiera “sin que nadie le pida cuentas y sin ir al infierno porque es el Dios mismo”.

Dejar respuesta