La odisea de regalar móviles en Navidad

0
158

Diciembre, frío, vacaciones, fiestas, Navidad… regalos. Todos los años por esta época miles y miles de personas se hacen la misma pregunta: ¿Qué regalar por navidad? y todos los años suelen caer los mismos tipos de regalo, pero actualizados. Una de las estrellas suele ser el teléfono móvil, un aparatito que se ha instaurado en nuestras vidas y del que mucha gente espera más funciones aparte de la voz.
Los fabricantes evidentemente lo saben y aprovechan este periodo para actualizar y lanzar terminales nuevos. Las mejoras van orientadas a todo tipo de usuarios, con cambios que van desde lo meramente estético hasta profundas mejoras tecnológicas. Pero… ¿cuáles son las claves que mueven todo este mundillo tan cambiante? Básicamente dos: las pantallas y los sistemas que las mueven.

Las pantallas han visto cambiar toda su filosofía desde que Apple lanzó uno de sus productos estrella: el iPhone. La enorme aceptación de la superficie táctil en el mundo de los móviles revolucionó a todos los fabricantes, que poco o nada tardaron en lanzar sus modelos para mordisquear un poco de mercado. Sin embargo no todas las pantallas son iguales, seguro que al probar distintas marcas lo has notado. Por un lado nos encontramos las pantallas resistivas, que son las más baratas de fabricar, y por tanto las más extendidas en la actualidad; su funcionamiento es sencillo: la pantalla la conforman diferentes capas por las que circula una leve corriente eléctrica, en el momento que se aprieta la pantalla dos de ellas entran en contacto y se produce un cambio en la corriente; las suelen equipar terminales que incorporan un lápiz. Por otro lado encontramos las capacitivas, más modernas y con un futuro prometedor a la vista; en ellas sólo encontramos una capa con corriente eléctrica, que actuará en contacto con la electricidad que desprende nuestro propio cuerpo, por eso en estas pantallas no funcionan los lápices.

Por el lado de los sistemas operativos las complicaciones son mayores, aunque los fabricantes se están decantando por unas pocas opciones. El más valorado por el momento es el iPhone OS, que sólo puede ser montado en el terminal con el mismo nombre. Sin embargo en los últimos meses le ha surgido un nuevo e importante competidor: Google Android. Además Microsoft ha actualizado su Windows Mobile y la finlandesa Nokia ha hecho una apuesta importante por Maemo, un nuevo sistema basado en Linux.

Todo parece indicar que el mercado de los móviles se moverá entre estas opciones. A ello habría que unir todas las combinaciones de tarifas de voz y datos que ya ofrecen las operadoras.

Fuente de las imágenes
Gizmodo
Xataca

Dejar respuesta