La nueva vida de Ricky Rubio

0
74

Después de meses de trabajo duro para recuperarse de su lesión de rodilla, el base español Ricky Rubio por fin ha vuelto a las canchas, dispuesto a volver a ser aquel jugador que maravilló en sus primeros meses con los Minnesota Timberwolves y que estuvo a punto de conseguir ser Rookie del Año.

Ricky Rubio vuelve a dar guerra sobre el parqué. Fotografía: Joe Bielawa
Ricky Rubio vuelve a dar guerra sobre el parqué. Fotografía: Joe Bielawa

Los aficionados de los Minnesota Timberwolves pueden volver a soñar. La incorporación del base español al equipo, unida a la explosión de Alexey Shved, al fichaje de Andrei Kirilenko y al poderío interior de la pareja Kevin Love/Nikola Pekovic hacen de los T’Wolves uno de los quintetos más equilibrados de la NBA.

Por el momento, la vuelta de Ricky Rubio no ha sido espectacular. Tras un  buen primer partido en el que el español logró ocho puntos y nueve asistencias, los demás partidos han sido algo más flojos, dejando sus promedios en unos números muy flojos para lo que tiene acostumbrado el base de El Masnou, pero también hay que recordar que apenas está jugando 18 minutos por partido, y que después de una lesión tan grave y tanto tiempo de rehabilitación es normal que su juego se resienta, más aún teniendo en cuenta que el juego de Ricky se basa en gran medida en la velocidad y la explosividad.

Por el momento, si para algo ha servido la vuelta del español al equipo es para aumentar el entusiasmo alrededor del mismo. En el momento de la entrada de Ricky al campo en su primer partido la ovación del público fue muy intensa, y su entrenador, Rick Adelman, no tardó en deshacerse en elogios hacia el base, afirmando que “cuando él está en el campo, yo soy mejor entrenador”.

Esperando que el español recupere su mejor nivel, los Timberwolves este año sueñan con volver a hacer ruido en los playoffs. Para empezar, a pesar de haber comenzado la temporada sin Ricky y sin Love, y tras haber perdido por lesión a su gran apuesta de esta temporada, Brandon Roy, han logrado no solo mantenerse a flote, sino que han superado todas las expectativas logrando un balance de 13 victorias y 12 derrotas, colocándose octavos en la complicadísima Conferencia Oeste. Y ahora que han logrado recuperar a Love y a Rubio sólo pueden ir hacia arriba.

La vuelta a los playoffs del equipo sería el broche de oro a una temporada muy complicada para Ricky, ya que para un jugador joven con ganas de comerse el mundo es todavía más complicado tener paciencia y volver poco a poco de una lesión, aunque seguro que dentro de poco volveremos a ver la mejor versión del base español, esa que ya conoce el mundo entero tras los Juegos Olímpicos de Pekín y que hace soñar a los aficionados de Minessota con que, por fin, los tiempos difíciles han quedado atrás.

Dejar respuesta