La Noche de los Libros 2013 (II) La Ruta de la Seda: cuentos persas, poesía afgana y “haikus”

1
929

En La Noche de los Libros, Casa Asia acogió la presentación de tres obras fundamentales de la literatura de Japón, Irán (Persia) y Afganistán. Los ponentes  crearon un ambiente íntimo, profundo y, especialmente, poético.

El pasado martes, con motivo de La Noche de los Libros, tuvo lugar en Casa Asia la presentación de la versión española de tres libros de reciente publicación con diferentes denominaciones de origen. La anfitriona del evento fue Menene Gras Balaguer, directora de Cultura y Exposiciones de Casa Asia.

haikuTras el saludo de Fernando Cabal, el director de Ediciones Mandala, el primero en hablar fue Vicente Haya, experto nipólogo y versado en el arte del haiku. En sus palabras, un haiku (forma tradicional de poesía japonesa y de extensión muy breve) no es más que la manifestación de asombro ante los actos de la naturaleza que continuamente suceden, por nimios que puedan resultar. Sus palabras dejaron una conclusión sencilla, pero sincera y muy importante: “existir es maravilloso; y a ese milagro, no puede añadírsele nada”. En el libro 99 Haikus de Mu-I, Haya recopila diversos haikus que llevan al extremo este principio. Muestran el asombro por “lo que no sucede”, una aparente contradicción que, sin embargo, refuerza el principio de la plenitud de la existencia. Entre los diversos haikus que leyó, de gran belleza, destaco el siguiente: Todo el día / sin hablar / la mariposa proyecta su sombra.

El segundo ponente fue Joaquín Rodríguez Vargas, especialista en Estudios del Medio Oriente y traductor de Compendio de Historias y Destellos de Narraciones, una selección de las historias escritas por el autor persa Sadid al-Dïn ´Awfi en el siglo XIII, poco antes de que la invasión mongol destruyera la civilización persa. Debido a la gran variedad de temas que Sadid al-Dïn ´Awfi trató en sus escritos, es un testimonio fundamental para conocer y entender el modo de vida en Persia antes de la conquista mongol. De la obra original, titulada Yavâme al-hekâyât, se conservan 2113 historias en la Biblioteca Nacional de Francia. Actualmente, aún no se han traducido y clasificado todos los relatos, aunque son siete los volúmenes publicados hasta el momento. El propio Rodríguez Vargas leyó un par de los relatos seleccionados en el compendio, y eligió dos historias donde el humor se mezclaba con las vivencias cotidianas de la antigua Persia.

El último tercio del evento estaba dedicado a Una Asamblea de Polillas, obra del poeta contemporáneo más importante de Afganistán, Khalilullah Khalili. La tercera ponente era Fuencisla Gonzalo, traductora del volumen, que estaría acompañada por una agradable sorpresa: Masood Khalili, el actual embajador de Afganistán en España e hijo del mencionado poeta, y cuya ayuda resultó fundamental para la edición de esta obra. La intervención de Khalili resultó no sólo simpática, también emocionante. Explicó cómo nació la idea del libro y cómo era su padre, al que definió con un dicho afgano: “cuando a un trozo de carbón lo sometes a una gran presión, a veces surge un diamante”. También habló de Ahmad Shah Massoud, el León de Panjshir, de quien fue hombre de confianza. El momento más emotivo se produjo cuando Khalili explicó el atentado que acabó con la vida de Massoud y lo dejó herido a él mismo, propiciando que compartiera los últimos momentos con el líder afgano. Además, tuvo tiempo para valorar su actual papel como diplomático, dejando claro que, antes que ser un embajador político, toda persona debe intentar ser un “embajador del amor” en su vida: “el mejor embajador es el que vuelve a casa con una sonrisa”.

Por último, Fuencisla Gonzalo recitó los poemas de Khalilullah Khalili en español mientras que su hijo, con una voz profunda que llenaba toda la sala, hacía lo propio en dari. De todos los poemas que recitaron, sin duda el más llamativo es el que da título al libro, La Asamblea de Polillas, donde un grupo de polillas y una gran abeja roja terminan siendo una perfecta metáfora del sentimiento de amor más profundo. En conclusión, tres libros muy destacados y una velada muy agradable e irrepetible.

Imagen: Marco Polo, en la Ruta de la Seda, hacia China (Getty Images); transcripción de un haiku (Shodocreativo.com)

1 Comentario

Dejar respuesta