La Noche de los Libros 2013: Mesa de Jóvenes Escritores Latinoamericanos

0
229

La Mesa de los Jóvenes Escritores Latinoamericanos, celebrada la tarde de ayer, fue tan solo una de las múltiples opciones que Madrid ponía a disposición de los amantes de la literatura a lo largo de toda la jornada que homenajeaba este arte secular.

N4WCon motivo del Día del Libro, y coincidiendo además con el 50º aniversario del Fondo de Cultura Económica, el Instituto de México abría sus puertas para acoger a cuatro jóvenes latinoamericanos que hicieron acto de presencia para poner de manifiesto el fuerte vínculo entre sus respectivos países de origen y España con el hilo conductor de la escritura como constante del coloquio.

La mesa redonda fue presentada y conducida por Andrés del Arenal, doctorando mexicano que reside desde hace más de un lustro en España, y en ella intervinieron Martín Mucha, escritor y periodista de origen peruano, autor de Tus ojos en una ciudad gris; Liliana Pedroza, ensayista mexicana; y el colombiano Juan Sebastián Cárdenas, traductor y autor de un libro de relatos y dos novelas (Zumbido y Los estratos). Antes de que Arenal pasara a formularles unas breves cuestiones, cada escritor leyó un fragmento de los libros que habían traído consigo. Después, y en un tono distendido, se abordaron diferentes preguntas: por ejemplo, cómo se definiría la relación, a juicio de los autores, de España con Latinoamérica. En palabras de Pedroza, nuestro país sería “impulsor” o plataforma que ayuda a conocer escritores y novelas, mientras que Mucha admitía sentirse “afortunado” por la publicación de su libro en estas latitudes, que posteriormente fue traducido al francés. Cárdenas, más que destacar una posición hegemónica nacional, prefería señalar a España como un “lugar de encuentro” cultural y artístico entre todas las naciones hermanadas por un vínculo común. “Son los españoles los que aún no se han dado cuenta de que son latinoamericanos”, defendía, señalando los lazos afectivos, históricos y culturales que nos unen con el continente americano.

Arenal también quiso saber qué detonantes impulsaron a los autores a dedicar sus trayectorias a la escritura, y en este sentido se desplegó un variado abanico de anécdotas personales. Cárdenas, por ejemplo, reconocía haber crecido en una casa llena de libros, a diferencia de Mucha, que señalaba sus orígenes humildes, los cuales no fueron impedimento para que se lanzara de lleno a devorar todo tipo de lectura (aunque fueron “primero los cómics”, apuntaba). Pedroza también cursó estudios relacionados con la literatura, y ello a pesar de la oposición de sus padres. Por otro lado, la mexicana se definía como “escritora muy caótica”, a diferencia de sus compañeros: Mucha, más orientado al trabajo periodístico y acostumbrado a viajar, y Cárdenas, que decía ser un “escritor rápido”, un poeta frustrado que aprendió a desquitar esa frustración con la poesía.

Cuando la tertulia llegaba a su fin, desde el público se instó a Arenal a que también participase de sus propias preguntas, y así pudimos saber que nació rodeado de libros y que se considera un “lector caótico”, que sin embargo se concentra absolutamente en la lectura. ¿El escritor nace o se hace?, ¿qué papel juega la condición de emigrante en un literato?, ¿cuál es la relación de la escritura y el compromiso político?…fueron otras de las cuestiones que se apuntaron rayando el filo de la despedida, y que fueron respondidas por los convocados. Sin duda, fue una opción más que recomendable para disfrutar el día de ayer e introducirnos en el mundo de las letras latinoamericanas, cuya trayectoria entronca inevitablemente con las universales. 

Dejar respuesta