La NBA calienta motores

0
59

Cada vez queda menos para el inicio de la temporada NBA, que arrancará el próximo 30 de octubre. A medida que se acerca la fecha límite aumenta la expectación por una temporada que se presenta más interesante que nunca.

El mayor espectáculo baloncestístico del mundo está a la vuelta de la esquina

Los Miami Heat han conseguido mejorar una plantilla que ya era temible gracias a los fichajes de Rashard Lewis y, sobre todo, Ray Allen, el mejor tirador de la historia de la liga. Los Oklahoma City Thunder han mantenido su núcleo y han adquirido un año de experiencia, convirtiéndose en uno de los equipos más temibles a priori. Además, han pescado el que puede ser uno de los mayores ‘robos’ del ‘draft’ con el fichaje de Perry Jones III. Cierra la lista, por supuesto, Los Ángeles Lakers, que han tenido uno de los mercados más memorables de los últimos años, haciéndose con los servicios del dos veces MVP Steve Nash y del pívot actual más dominante, Dwight Howard, todo ello logrando mantener en el equipo a Pau Gasol y Kobe Bryant. Otros equipos, como Boston Celtics o Denver Nuggets, han reforzado unas plantillas ya competitivas y podrían convertirse en los tapados de la temporada.

Todo esto nos hace entrever una liga muy igualada, aunque esto no ha disuadido a los ‘general managers’ a la hora de realizar la ya clásica encuesta anual en la que dan sus pronósticos para la temporada entrante que, aunque no tengan nada de científicos, sí que ayuda a ver qué concepción se tiene de los equipos y jugadores desde dentro. Por ejemplo, a pesar de la monstruosa campaña de fichajes que han llevado a cabo los Lakers, el gran favorito para el título sigue siendo el campeón actual, Miami Heat, que se ha llevado el 70% de los votos de los GM. Un 23% se han llevado por su parte los de púrpura y oro, y solo un 7% los Thunder, lo cual denota que la idea que tienen en la liga es que va a ser una lucha entre dos por el título.

Uno de los datos más interesantes es el de quién es el mejor jugador de la liga. En este caso, LeBron James se ha llevado la gran mayoría de los votos, con Kevin Durant en segundo lugar. Dominio arrollador del elegido, que también ha sido votado jugador más difícil de defender, jugador más peligroso en el contraataque, jugador más poderoso físicamente… En definitiva, dominio total de King James en el apartado individual, aunque no se haya llevado el premio al jugador más decisivo en los momentos calientes, premio que ha recaído en Durant, quien ha destronado al gran dominador de esta estadística en los últimos años, Kobe Bryant.

Así y todo, estos datos no valen más que para las charlas de bar, aunque ya queda muy poco para descubrir todas las sorpresas que tiene preparadas la NBA.

Fotografía: Paolo Rosa

Dejar respuesta