La Navidad no detiene la “marea blanca”

0
76

Continúan los actos de protesta contra los recortes a la sanidad pública por toda la geografía nacional incluso durante estos días de Navidad. Bajo el lema “La sanidad no se vende, se defiende” la llamada “marea blanca” sigue convocando actos de protesta contra la precaria situación de la sanidad pública española.

@Popicinio (creative commons) (1)
Manifestaciones de la “marea blanca”

Ya hace más de un mes que se convocó la huelga indefinida en la Comunidad de Madrid en protesta por las medidas dictadas por el consejero de sanidad Javier Fernández-Lasquetty. Las medidas, que proponían la privatización de seis hospitales de Madrid y un 10% de los centros de salud, fueron anunciadas sin previo aviso y por lo tanto, sin consultar con las sociedades científicas y médicas. Según Julián Ezquerra -secretario general del sindicato de médicos de Madrid (AMYTS)-, las medidas suponen “un ataque profundo al sistema sanitario público en el que creemos y del que la ciudadanía no puede prescindir”.

 

Las protestas que se sucedieron al anuncio de estas medidas fueron secundadas por un 70% de los profesionales,según informan los convocantes. La forma que toman esas protestas son diversas produciéndose manifestaciones con una asistencia de decenas de miles de personas en la capital como las del 16 de noviembre o el 20 de diciembre. O tamibén, encierros como el del Hospital del Henares, que en Nochebuena cumplió 50 días, o el del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, que durará todas las navidades hasta fin de año. También se están llevando a cabo huelgas de hambre, como la que tendrá lugar a la vez que el encierro en Zaragoza o la del Hospital del Tajo, en Aranjuez (Madrid), secundada por una enfermera y un pediatra del citado hospital.

Pese a los diversos actos y protestas, la Asamblea de Madrid aprobó el pasado 20 de diciembre, los presupuestos para 2013 gracias a la mayoría absoluta del PP y con los votos en contra de toda la oposición. La votación se celebró el día después de la última “marea blanca” ante el parlamento regional, en plena jornada de huelga en Atención Primaria y bajo la amenaza de dimisión de los directores de centros de salud. El portavoz del Ejecutivo, Salvador Victoria, defendió el plan asegurando que permitirá ahorrar 200 millones de euros, una cifra que Lasquetty no había calculado hasta ahora y muy inferior a los quinientos cincuenta millones que solicitó a los médicos para asumir sus alternativas de ahorro y aparcar las privatizaciones.

Fotografías: @Popicinio

Dejar respuesta