La música no entiende de fronteras

0
267

¿Qué sería del mundo sin música y sin gente solidaria? Sería un mundo sin Playing for Change, un movimiento multimedia creado para inspirar, conectar y promover la paz en el mundo. Bajo este nombre, que últimamente tanto se ha dado a conocer a través de los medios de comunicación, encontramos a más de una veintena de músicos callejeros, aficionados y consagrados de todo el planeta que se han unido para lograr un único objetivo: recaudar dinero para obras sociales que lleven la paz a los lugares más recónditos.
La historia de esta banda de música comienza hace diez años, cuando el productor americano Mark Johnson descubrió que “la mejor música no siempre se escucha en los estudios de grabación”, de modo que decidió emprender un largo viaje buscando músicos en la calle. En los cuatro últimos años, el equipo de Playing For Change ha formado una peculiar familia de más de 100 músicos, y en 2007 decidieron agradecer el esfuerzo a todos sus colaboradores creando una fundación sin ánimo de lucro con su nombre para ayudar a las comunidades que conocieron en sus viajes.

En las dos últimas ocasiones ha sido España el lugar elegido para difundir su mensaje. Después de pasar por Sevilla el 11 de diciembre, nos tocaba a los madrileños deleitarnos con su arte el día 17 en la Caja Mágica, donde, según datos de Servimedia, acudieron aproximadamente 8.500 personas. Su música nos trasladó a la India, a Israel, a Jamaica, a África, a Norteamérica… con esa multiculturalidad que les hace diferentes y grandes, muy grandes. Su repertorio, en el que abundan temas tan conocidos como Stand by me, Don’t worry o One Love, hicieron vibrar a un público ávido de paz y de mensajes esperanzadores en medio de tanto caos mundial. También hicieron su particular tributo a Michael Jackson cantando algunas de sus canciones y llegando a superar, incluso, al rey del pop con voces potentes que llenaron la Caja Mágica de un estremecedor escalofrío ante tal muestra de calidad.

En este encuentro también participaron Kiko Veneno, Rosario Flores, Antonio Carmona y Nena Daconte, que no pudieron ponerse a la altura de las circunstancias, dejando el listón de la música española a ras del suelo. Aún así, la intención es lo que cuenta, aunque no está mal recordar que hay cantantes españoles que les dan mil vueltas a los allí presentes y a los que nunca se les da la oportunidad de participar en eventos mundialmente conocidos como este. No olvidemos que el patrocinador (y no el organizador, que es además, Proyectos Solidarios) ha sido Acciona, y que detrás de grandes empresas siempre hay grandes intereses. Eso sí, ni si quiera los constantes mensajes de la nueva campaña de Acciona pudieron empañar este emotivo encuentro, con cuyo dinero se construirán escuelas musicales en Mali y en Nepal.

Fuentes del texto:
http://www.servimedia.es
http://www.playingforchange.com
http://www.expansion.com
Imágenes:
Google

Dejar respuesta