La muchacha de la izquierda

0
118

Mujer surrealistaLa muchacha de la izquierda
viaja en el asiento tres,
me mira y duerme después,
me pregunto a quién recuerda.
Cuando ella se acerque y muerda
sin prudencia mis cansados
labios, vetustos soldados,
de una batalla sin cura;
dará la guerra futura
contra mis antepasados.

El tren avanza de prisa,
la luna clava sus dientes
en su afán indiferente
de mirada sin sonrisa.
La muchacha está indecisa
me cree propio al ultraje.
Nos delata el equipaje:
tacos al hombro y un ron.
Qué nos dirá el corazón
rumbo a nuestro último viaje.

-La noche es larga y es triste,
dice y se sienta a mi lado.
Yo no sé qué me ha pasado,
no sé si en verdad existe.
La muchacha me desviste,
nos encontramos a puertas
del sol y nadie se alerta:
Parece un sueño lejano
sentirla como un verano,
como una playa desierta.

Imagen: Décimas Cosas

Dejar respuesta