La “Movida Madrileña” vuelve a las calles

0
368

La Comunidad de Madrid ha preparado un homenaje a la “movida madrileña” con un amplio programa de cine, televisión, pintura, música, fotografía y moda. La muestra persigue realizar una retrospectiva de este movimiento, en todos los ámbitos artísticos, para darlo a conocer a los más jóvenes, así como ofrecer oportunidades a artistas emergentes a través de Madrid.06, que pretende dar cauce a la expresión de la nueva generación de creadores que viven y trabajan en Madrid, ser un escaparate de tendencias y facilitar el encuentro de los artistas con el público.

El legendario Concierto de Primavera de 1981 que sirvió espontáneamente de relevo cultural y que más tarde se conocería como “movida madrileña”, ha sido tomado como referencia por el consejero de Cultura y Deporte de la Comunidad de Madrid, Santiago Fisas para la conmemoración de su veinticinco aniversario.

El cantante y pintor Fabio McNamara y Blanca Sánchez, comisaria del evento, han presentado hoy junto a Fisas en Madrid la extensa agenda que configura esta celebración.

La Comunidad ha organizado doscientas actividades desde el 29 de noviembre y hasta el 17 de febrero, siete grandes exposiciones de arte, fotografía y moda, 18 conciertos en la emblemática Sala El Sol, 38 largometrajes, programas televisivos de entonces y 17 mesas redondas serán, en resumen, las actividades que pretenden reflejar una época de “libertad recuperada que se caracterizó por la interdisciplinariedad de los artistas y el espíritu de colaboración”, explicó Sánchez.

El que fuera pareja artística de Pedro Almodóvar exigió al alcalde de Madrid “una placa conmemorativa en el número 14 de la calle de La Palma” que fue el centro neurálgico de la explosión creativa de nombres fundamentales como Alaska o los fallecidos Tino Casal y Carlos Berlanga.

El Círculo de Bellas Artes, donde mañana se llevará a cabo una fiesta de inauguración, proyectará, del 1 de diciembre al 17 de febrero, películas precursoras del movimiento cultural, como “Flesh”, de Andy Warhol, títulos que funcionaron como manifiestos del mismo, como “Arrebato”, de Iván Zulueta, o máximos exponentes de su calado popular y exportación internacional, como “La ley del deseo”, o “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón” de Pedro Almodóvar.

Sánchez ha señalado que “pasados 25 años, estamos preparados para someter a análisis lo que fue ‘la movida'” y, por ello, en la Sala Alcalá 31 de la Consejería de Cultura y Deportes se desarrollarán mesas redondas bajo el título de “El efecto de las ondas concéntricas” (13 de diciembre) o “¿Quién mató La Movida?” (14 de diciembre) Las artes plásticas tendrán como protagonistas a artistas como Costus, cuya obra pictórica se expondrá junto a otras de Miguel Ordóñez, Ouka Leele, Antón Patiño o incluso Almodóvar y Tino Casal, mientras que los jóvenes artistas tendrán su hueco en el Real Jardín Botánico, que acogerá una muestra de artistas madrileños contemporáneos y actuaciones de ‘performances’, mesas redondas, proyecciones, casting de microrrelatos, micropoesía, etc.

Fabio McNamara, cerrará el 31 de enero el ciclo de actuaciones musicales de la Sala El Sol, por la que también pasarán Antonio y Nacho G. Vega (16 de enero), Loquillo y los Trogloditas (22 de enero),  Jamie Urrutia y los Corsarios (29 de enero) o Siniestro Total, y que se abrirá el 9 de enero con Acusicas.

El Complejo El Aguila se dedicará a manifestaciones artísticas de Letras, Moda, Diseño Gráfico e Industrial, y Arquitectura,  también se realizarán proyecciones de programas de televisión tan representativos de dicho movimiento como ‘La Edad de Oro'(diciembre) presentado por Paloma Chamorro y ‘La bola de cristal'(enero) presentado por Alaska.

La Sala Canal Isabel II, por su parte, acogerá muestras fotográficas de nombres como Alberto García-Alix, Antonio Suárez o Pablo Pérez-Mínguez que abarcarán trabajos creativos e instantáneas del ambiente de aquellos años.

Para muchos críticos e historiadores de otros países, fue el último movimiento artístico europeo significativo. Hablamos de un movimiento cultural sin límites y sin precedentes, era un ir y venir de nuevas tendencias. Por ello creo que es muy importante recordar las características que lo definen y las personas que lo hicieron posible, para que todos aquellos que no lo vivieron sepan algo de aquella nueva forma de vida que durante los primeros años de la Transición se erigió como manifestación de la libertad de la que durante tantos años se nos privó.

La Movida Madrileña fue un movimiento contracultural juvenil surgido durante los primeros años de la Transición de la España postfranquista hasta avanzados los años ochenta. El panorama político había cambiado. El pop apenas existía, sólo los Pecos, y ya estaban dando los últimos coletazos. Cansados del rock sinfónico, recibiendo ecos punk, se busca una salida y nace el New-romantic, la Nueva Ola, la movida.

La noche madrileña fue muy activa no sólo por las salidas nocturnas de los jóvenes, sino a causa de un interés inusual en la llamada cultura alternativa, underground o contracultura. La aparición de sellos independientes de grabación discográfica (Dro, Hispavox, 3 Cipreses, Gasa, Lollipop, Dos Rombos, Discos Suicidas, Domestic…  etc.) permitió la creación de una música distinta a la patrocinada por las multinacionales del disco. Es tiempo de fanzines que se dedican lo mismo al cine, que a los cómics, que a la música.

Desde Madrid el movimiento se extendió. Algunos políticos principalmente socialistas, sobre todo el entonces alcalde de Madrid Enrique Tierno Galván, apoyaron esta cultura aparentemente alternativa para causar una falla, corte o desconexión entre la sociedad postfranquista y la sociedad de la democracia; se aprovechaba así para vender en el extranjero como abierto a la modernidad un país antaño denigrado como anacrónicamente fascista y que en muchos aspectos estructurales seguía siéndolo. La revista La Luna, entre otras acunadas por los ayuntamientos de Madrid y de Vigo, fue el baluarte del movimiento, que halló reflejo en algunos programas televisivos como La bola de cristal o Si yo fuera presidente y otros musicales y de variedades presentados por personajes como Paloma Chamorro, Carmen Maura, etc., y tuvo su cronista en el escritor y periodista Francisco Umbral desde su columna en el diario El País, sus cantantes en Enrique Urquijo y Olvido Gara, más conocida como «Alaska», su poeta en Eduardo Haro Ibars, su graffitero en Juan Carlos Argüello «El Muelle», sus ídolos artísticos en Andy Warhol y Miquel Barceló y sus lugares de culto en Rock-Ola(significó un espacio abierto donde poder predicar una nueva  forma de entender la cultura), Boccaccio, El Penta, La Vía Láctea, etc. El poeta Luis Antonio de Villena novelizó esta época en Madrid ha muerto. Lo mismo hizo el novelista Gregorio Morales en su obra La individuación.

Aparecen nuevas tendencias en diversas corrientes artísticas:

Música (Radio Futura, La Unión, Nacha Pop, Los Secretos, Aviador Dro, Burning, Leño, Alaska y los Pegamoides, Tino Casal, Mecano, Golpes Bajos, Los Nikis, Los Toreros Muertos, Gabinete Caligari, Parálisis Permanente, Las Vulpes, Derribos Arias…) Desde la cadena musical de Radio Nacional de España, Radio 3, Jesús Ordovás contaba lo que sucedía. Hay que destacar a los Kaka de Luxe, con Olvido Gara, (Alaska), Nacho Canut y Carlos Berlanga que  nacen en el 78 y se puede decir que son el prototipo musical de los 80. No está de más recordar la incursión musical de Almodóvar, que con sus Fashion Victims fue uno de los mayores promotores de la movida.

Pintura y fotografía, con artistas gráficos como Ceesepe, El Hortelano, Ouka Lele, Agust, Miguel Trillo o Alberto García-Alix. Los tres fundaron el primer colectivo de artistas que quedó en denominarse «CASCORRO FACTORY», de donde salieron las primeras ideas transgresoras de la incipiente movida madrileña. También destacaron el dúo de origen gaditano Costus y Guillermo Pérez Villalta.

Graffiti, siguiendo la estela de El Muelle (Juan Carlos Argüello)

Cine, con Pedro Almodóvar como máximo exponente (Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1982), Laberinto de pasiones (1982)), pero también Fernando Trueba con películas emblemáticas como Ópera prima (1980) o Fernando Colomo.

Literatura, surgida a la palestra el 13 de marzo de 1984 con el debate en la Tertulia de Creadores (Círculo de Bellas Artes de Madrid) «Narrativa en la Posmodernidad», en el que participaron Gregorio Morales, Javier Barquín, José Tono, Luis Mateo Díez, José Antonio Gabriel y Galán, José Luis Moreno-Ruiz y Ramón Mayrata. La mayor parte de ellos —como Gregorio Morales (alma de la Tertulia de Creadores), José Tono o Ramón Mayrata— eran colaboradores regulares de «La luna de Madrid»

Paras todas aquellas personas a las que les gustaría conocer más a fondo esta etapa del pasado reciente de nuestra sociedad, les recomiendo el portal Nuevaola80 que abarca todo acerca de la movida y de los 80s, con trasposición a nuestros tiempos de los artistas de entonces todavía en activo.

Y para aquellos que prefieran leer un buen libro les aconsejo que busquen en las librerías a Silvia Grijalba, escritora y periodista especializada en música, que vuelve al género del ensayo en “Dios salve a la movida”, con el que recupera testimonios de la movida madrileña, «desmaquillándolos» de inexactitudes de la memoria o distorsiones del paso del tiempo. El libro se nutre de una serie de reportajes sobre La Movida y su intención ha sido que sirva tanto a los que la vivieron como los que no porque explica qué pasó de verdad, a través de los artículos publicados entonces. ‘Solo se vive una vez: La Movida Madrileña’, de José Luis Gallero, puede complementarlo por tener un planteamiento totalmente contrario, nutriéndose de coloquios y entrevistas con los protagonistas del fenómeno.

Durante la presentación de la muestra, Fisas se mostró orgulloso de poder ofrecer a los madrileños este ‘movimiento de Madrid y de toda España’ que estará conformado en torno a dos objetivos. El primero es mostrar una retrospectiva de lo que fue la Movida en sus diferentes disciplinas y al mismo tiempo intentará acercar el conocimiento de la misma a quienes no pudieron ser partícipes de ella. La comisaria  incidió en la intención de ‘recuperar la actitud tan abierta de aquellos años a la hora de acoger los trabajos de artistas jóvenes’ e instaurar, bajo el título de Madrid 06, ‘la movida actual’.


Fuentes documentales:
www.lacoctelera.com, www.madrid.org, www.es.wikipedia.org, www.terra.es, www.abc.es, www.nortecastilla.es

1 Comentario

Dejar respuesta