La montaña del grano de arena

0
152

En el primer artículo que escribí para esta revista, en concreto “la tumba de Bolonia” hacía mención a una conversación que mantuve con unos amigos en el parque.
Pues bien, parece que he herido a muchas personas.
Ha habido gente que solo ha leído ese párrafo y lógicamente no han comprendido lo que quería decir, pero me preocupa que ha habido gente que sí lo ha leído entero y tampoco lo han entendido.
Quiero aclarar que he llamado por teléfono a esos amigos a los que me refiero en el texto y con los que mantuve esa conversación porque según me han comentado otras personas parece muy prepotente.

El texto de la discordia era el siguiente:

    “Ayer estaba con algunos amigos en el parque, he de decir que mis amigos no tienen especial contacto con el mundo universitario (puede que algún afortunado haya acabado la E.S.O. por la escuela de adultos), y salió el tema de los cambios de planes de estudios y no sabían exactamente qué iba a ocurrir, me pareció muy triste teniendo en cuenta que estamos en el 2008 y que esto lleva forjándose desde 1999, antes incluso de que nos volviéramos locos con los Euros. Estas personas que ansiaban, como cualquier padre o futuro padre, que sus hijos les superasen y accedieran a unos estudios superiores no sabían que sus hijos no iban a poder hacerlo.”

Espero que haya personas que se hayan dado cuenta de que lo que hago es explicar la desinformación de Bolonia y por ello hablo de situaciones dentro de la universidad y fuera de ella. El único motivo por el que hago mención a los estudios de estas personas es para remarcar eso (que son ajenas a la universidad). En ningún momento pretendo desvirtuar a nadie y mucho menos considerarlos inferiores, ni incultos, ni ignorantes, como me han dicho que parece algunas personas.

Siento que se hayan dado por aludidas personas que no tenían nada que ver ahí porque se hayan identificado con los amigos a los que me refiero por cualquier motivo. Sin embargo, hicieron que me diera cuenta de que debía disculparme si les había dado esa sensación y sobre todo con las personas a las que realmente alude el texto, lo hubieran leído o no, porque aunque no lo hiciera con esa intención quizás podría haber evitado que ellos se sintieran así, aunque, repito, el mensaje no fuera ese.

Probablemente no me quieran volver a leer y posiblemente no lo hagan, pero me siento moralmente obligada a redactar este artículo por la gente que sí me importa y a los que he podido dañar. Sin embargo, quería dar las gracias a las personas que han entrado a leer mis textos enteros y voluntariamente (aunque haya sido catastrófico) porque me parece un bonito detalle y un buen apoyo ya que si bien facilité el enlace no pedí a nadie que me leyera por no ponerlos en el compromiso, así que gracias por mostrar interés.

Sobre todo, dejar claro para los que no me conocen que no me considero mejor ni peor que nadie porque lo que a unos les falta los otros lo complementan.

Tampoco creo que la cultura y la ignorancia tengan nada que ver con el nivel de estudios de alguien porque conozco universitarios con poca cultura y personas sin estudios con muchísima. Los que me conocen lo saben, para los que no me conocen que quede constancia. Y volviendo al texto, nadie puede ser culpado por no estar informado de algo que los de arriba quieren tapar, no quiere decir que por no tener estudios ignoren este tema que debe ser lo que les ha incitado a pensar eso.

Animo a todas las personas ha hacer uso de la confianza y la sinceridad con la que me brindaron los que me dijeron que se habían ofendido por esa parte del artículo porque es más fácil ir a criticar por detrás. Ser sincero a veces cuesta más, pero también sirve para mucho.

Una última cosa, hay mucha gente que solo ha leído el párrafo conflictivo por circunstancias en las que ahora no me voy a meter y descontextualizado es una brutalidad, por lo que si alguno lee esto le pido que se anime a leer el otro entero para poder juzgarlo con mayor conocimiento, aunque dudo que alguna de esas personas esté leyendo esto (sería la mujer más feliz del mundo si me equivocase ahora).

No hago esto para quedar bien con nadie, lo hago para que si alguien al leerlo pensó como ellos que sepan que no es así.

Sin nada más que decir por el momento me despido.

Fuentes imágenes
http://www.nuestraedad.com.mx/ignorancia_img2.jpg
http://www.decopasion.com/clasicos/espejo_mirallmar/espejo_mirallmar

1 Comentario

  1. Pues con estas disculpas lo de prepotente sigue sin quitartelo nadie. Has convertido lo que parecía ser una disculpa por unas palabras malentendidas en una justificación de las mismas.

  2. Sé que el texto está desactualizado porque lo envié el Lunes 27 y no ha podido salir publicado hasta hoy, os lo puede decir el director. Los comentarios del otro texto surgieron después de enviarlo así que posiblemente ahora hubiera escrito algo diferente, nunca pensé que se liaría así, la verdad.
    Gracias por el comentario Elgo, espero poder demostrarte poco a poco que no es así.

  3. esto es lo que nunca deberías haber hecho.Innecesario.
    No es una fe de erratas, no te equivocaste, simplemente te malentendieron.
    Como consejo: nunca más te justifiques por tus opiniones, pues son libres. Si hubieras pensado que los que no son universitarios sufren de retraso mental(Que no es el caso, Alex Valadés,jurjur), tampoco te tendrías que justificar.

  4. Oye, duende, te repito lo que le dije al “gran psicoanalista del comentario 13”: “Quien piensa que dar explicaciones es producto de cualquier tipo de trauma o neurosis piensa de una manera un poco absurda. La seguridad en uno mismo no se pierde, por lo común, potenciando lo que uno es (es decir, explicarse es, en cierto modo, mostrarse más uno mismo) sino todo lo contrario: es quien no se explica y responde con soberana complacencia quien muestra un grado mayor de inseguridad. Lo que dejas ver en la linea 3 responde al estúpido cinismo del que hacen gala los políticos, incapaces de discutir por, precisamente, el grado tan alto de inseguridad que un sistema electoralista conlleva. Te recomiendo que leas El miedo a la libertad, de Erich Fromm. Seguro que después entiendes más cosas. En mi fue así.”
    “Fue Hitler en Mi Lucha uno de los que mejor definieron eso que dices: al pueblo no hay que explicarle nada, porque no están capacitados para entender. Si crees que explicar es un signo de debilidad, lo siento profundamente por tí.”
    A tí, en concreto, reafirmo mi opinión de que siempre es necesario dar explicaciones de lo que se dice, y justificarlo: es un acto de decencia moral y responsabilidad. Quienes no se explican, por lo común, suelen ser personas o bien prepotentes, o bien insensatas que no saben lo que dicen y, por ende, no saben que decir. Me refiero, obviamente, a la tercera linea, una afirmación categórica con la que no puedo estar más en desacuerdo. La libertad es un acto de responsabilidad, y aclarar un malentendido, un acto libre y responsable. Así que bien hecho, Anika, no renuncies nunca a especificar y aclarar, y así siempre quedará claro lo que dices y nadie usará tus argumentos de forma falaz.
    Con respecto al comentario 2, espero que sea irónico. Igual que te digo que nunca hay que renunciar a explicar algo, te digo que nunca se piden disculpas si la persona que te las pide no te argumenta y realiza su crítica mediante simples juicios de valor sustentados sobre la nada.
    Claro que es una justificación, a ver si te pensabas que iba a cambiar de opinión, maxime cuando dicha opinión no es la de la autora, sino la que otros han entendido. Cambias tu opinión, no la opinión que otros creen que tienes. En la siguiente página teneis un Tratado que se está escribiendo y habla precisamente de esto (en la segunda parte): Tratado sobre el hombre sabio, se llama, y así la pag: http://lacavernadefilosofia.wordpress.com/2008/10/19/libros-y-articulos/ (con unos libros que os serán de mucha ayuda)

Dejar respuesta