La mano que mece la Huella

0
184

La Huella Digital es una revista que se edita en internet ‘hecha por y para universitarios’.  Hasta aquí  lo que más o menos todos sabemos, porque la mayoría de los que leemos La Huella estamos de alguna manera implicados en su elaboración. Pero ni somos los únicos que la visitamos, ni sabemos mucho acerca de esta revista digital. Para ello y pese a su reticencia sólo se me ocurrió irme hasta el despacho de Ángel Rubio y poner la grabadora encima de su mesa. Y esto es lo que nos contó:

¿Cómo nace la revista?
La Huella Digital me la inventé cuando llegué a Madrid, a la Complutense. Empezó a editarse como tal el 15 de noviembre de 2004 de forma continuada, con apenas un descanso en las vacaciones de verano y algo más, lo justo para poder formar un nuevo equipo a principios del curso entrante y así hasta hoy. Pero antes hubo otros intentos que pueden considerarse el  germen de esto que hoy leemos: El Sekmanal Digital, allá por el año 99 y La Lupa Digital en 2000, en la Universidad SEK de Segovia. Y claro está, la primera versión de La Huella, en HTML que comenzó en 2003. Es muy curiosa, os invito a visitarla en http://personales.ya.com/huelladigital//numero1/index.htm

¿Qué ayudas recibe La Huella a nivel económico?
No recibe ninguna ayuda. Desde el primer día tuve muy claro que si la Facultad nos daba ayudas de cualquier tipo o la alojábamos en el servidor de la Complutense hubiera supuesto una limitación a la libertad que tenemos ahora. Yo mismo procuro intervenir lo menos posible, la maqueto, coordino, apenas aparezco salvo si buscas en Google o en las etiquetas internas. Las opiniones son de los alumnos, muy libres y sin ninguna consigna por parte de la revista más allá del respeto a las formas. A mí me gustaría de hecho que quien tuviera interés editara sus propios artículos, pero mi problema es que soy muy puntilloso y me gusta que todo se edite con el mismo tipo de letra, el mismo tamaño. Lo suyo entonces sería reunir a la gente, a los verdaderamente interesados, y darles un par de clases de edición digital.

¿Entonces cómo se subvenciona?
Yo pago el dominio y le dedico todo el tiempo que puedo y alguno más. Esto es un reto personal, experimentos míos, lo que me interesa desde que terminé la carrera a nivel de investigación va por Internet y las nuevas tecnologías.

¿Son el futuro?
El futuro y casi el presente si me apuras. Aunque ahora los alumnos cada vez se van concienciando más de que esto es un medio serio, hace un par de años casi nadie se veía trabajando en un medio digital. Eso va cambiando a medida que los periódicos y revistas digitales se van consolidando, pero es un medio que está por explotar, no se aprovechan todos los recursos de que dispone.

¿Los alumnos entonces se animan a participar?
No mucho. A mí me hubiera gustado que en mi tiempo, cuando yo estudiaba, hubiera existido un periódico en el que colaborar con esta libertad. No ya digital, que era impensable, aunque fuera escrito. En cualquier caso, va por rachas. Al principio a casi todos les cuesta animarse, pero a lo largo del curso se van produciendo algunas incorporaciones siempre bien recibidas y siempre muy productivas

¿Escriben entonces por el certificado que se entrega a final de curso?
Es la única recompensa  a cambio de un trabajo más o menos constante. También pueden acreditarse para algunos eventos que pueden ser interesantes y a los que no se puede acceder normalmente. Además, desde aquí les ayudo en lo que puedo, aunque lo suyo es que fueran echándole un poco de ‘morro’ y se fueran soltando. Yo entiendo que todavía les cuesta, pero la mayoría ya están en 4º de carrera y tienen que irse acostumbrando, es su profesión al fin y al cabo. De todas formas y para responder de forma exacta a tu pregunta, creo que el certificado es sólo un plus. He descubierto que la gente escribe fantásticamente -algunos con errores todavía- y que tienen un gran potencial que espero que les permitan exprimir en un futuro.

¿Participa la gente? Da la impresión de que no se anima la gente en los debates, con comentarios, etc.
Esa es una de nuestras asignaturas pendientes, no hay manera de que la gente participe, son raros y casi siempre son comentarios para las mismas personas.

¿Cuál es el futuro de La Huella? Por aquello de ‘Renovarse o Morir’.
Tú sabes hasta donde puedes llegar, y hasta ahora yo estoy llegando hasta mis límites, en el trabajo, en La Huella, etc., pero claro, siempre intentamos superarnos. Me gustaría guiarla hacia una revista más especializada, que se convierta en un referente sobre temas universitarios o de Ciencias de la Información.  Si no se especializa no tiene futuro. A día de hoy, ¿quién va a entrar en internet y buscar La Huella para informarse?. Yo quiero que la busquen como referencia. No es un plan a corto plazo, y para ello tendría que contar con gente que se comprometiera. Si es necesario cambiarle el nombre o crear una nueva revista y dejar esta como sitio de prácticas, vale. Pero lo que a mí me pide el cuerpo es hacer algo distinto, que fuera de utilidad para la universidad o para esta facultad, al menos un referente universitario. Tengo la sensación de que La Huella está desaprovechada, internet en general está desaprovechada.

¿Y a ti, a nivel personal, qué te queda por hacer?
Quisiera quedarme como estoy. Me da miedo que con el paso del tiempo me acabe acomodando. A mí esto no me aporta nada, ni siquiera puedo ponerlo en el currículum, porque los certificados me los tendría que firmar yo. Pero llegará un momento en que, me preocuparán otras cosas, con las cargas personales, familiares, el trabajo, me acabe acomodando y pase un poco del tema. Lo que pasa es que esto me gusta y quiero hacerlo. Hace años pensaba que quería ser periodista para salir en la tele y ser famoso. Ahora no me arrepiento, las nuevas tecnologías me abren muchas puertas y es un mundo que me apasiona.

Dejar respuesta