El Atlético continúa su maldición en el Bernabéu

1
208

El Real Madrid ganó a los rojiblancos y se lleva el derbi gracias a dos goles en el primer tiempo. Ricardo Carvalho marcó el primero en el minuto 12 y Özil le siguió seis después. En los dos equipos, los jugadores pidieron penaltis. Carvalho se tuvo que retirar del partido por lesión.

El derbi madrileño empezó plagado de ilusión por parte de los atléticos; pensaban que ésta era la ocasión en la que podían ganar al equipo blanco, ya que desde hacía once años no lo hacían. Pero la maldición sigue presente para los colchoneros; tendrán que esperar hasta el año que viene para poder volver a imaginarlo.

Tanto los entrenadores como los presidentes de ambos equipos se batieron en un abrazo al verse.  Los primeros, intranquilos; los segundos, en el palco. Florentino aplaudiendo cada vez que su equipo marcaba gol o hacía alguna buena jugada. Por su parte, Cerezo, con semblante serio y desesperado, ya que la cosa no estaba para bromas. Mourinho, a pesar del buen resultado para su equipo, destacó el buen juego  y el quehacer del Atlético de Madrid, estando el portugués más tranquilo de lo habitual y sin parar de apuntar en su particular libreta. Quique Sánchez Flores, a pesar de la derrota, destacó la garra y ganas que pusieron sus jugadores.

El árbitro también fue protagonista del partido, ya que los dos equipos fueron aparentemente perjudicados. El Atlético se enfado por una supuesta falta de Alonso a Reyes, tras la que llegó el primer gol de Real Madrid. Además, dos fueras de juego que no fueron, faltas discutibles, mano no intencionada de Alonso por la que los rojiblancos solicitan pena máxima, protestas por una zancadilla del portugués Simao a Di María… La actuación del árbitro dejó mucho que desear en el encuentro.

El Madrid fue el mejor en los primeros veinte minutos. Desde esos minutos hasta el 80, el Atlético dominaba el partido, ya que se daban cuenta de que de no hacerlo tenían todo perdido. Los dos porteros estuvieron de lujo. De Gea, que el mismo día cumplía 20 años, esperaba que su regalo salpicase también al equipo y que pudiese ser el adelanto en el marcador, aunque no pudo ser. Casillas, igual de acertado que siempre, muy tranquilo pero a la vez inquieto ante los tiros de, entre otros, Forlán o el Kun. Ambos hicieron diversas paradas espectaculares. El balón en ambas porterías se estrelló en el travesaño.

El Madrid inauguró el marcador con el gol de Carvalho,  pocos minutos después Özil pondría el 2-0. Desde ese momento, el Atlético pasó a dominar el encuentro y Forlán tuvo ocasiones. Özil pudo marcar el 3-0 pero Filipe estuvo rápido. El defensa brasileño, por el que muchos no apostaban, se dejó la piel en el campo, derroche, sangre, sudor y lágrimas. Fue el mejor del partido, aunque para él no acabó de la mejor manera; recibió un codazo de Diego Costa que le causó una brecha en el pómulo, en el párpado inferior del ojo, por lo cual tuvo que ser sustituido. Se fue del Bernabéu dolorido: había sido el protagonista del derbi. Otra de las polémicas es la del control de la pelota con la espalda de Ronaldo, que algunos jugadores del Atlético como Raúl García o Valera califican de provocación, e incluso de chulería. Esta vez las tarjetas amarillas recayeron sobre Mario Suárez, Carvalho y  Tiago.

Se puede decir que fue un derbi más tranquilo de lo habitual, ya que no hubo incidentes ni dentro ni fuera del terreno de juego, en el que una vez más los merengues volvieron a ser más efectivos que los colchoneros.

Fuentes del texto:
Elaboración propia.

Fuentes de las imágenes:
www.mediotiempo.com
www.abc.es

1 Comentario

Dejar respuesta