La magia de Disney da vida al “rompedor” Ralph

1
164
Cartel de la película
Cartel de la película

Llegan las Navidades, y con ellas, las ganas de volver al cine en familia. La última apuesta de animación de Disney que sorprenderá a muchos, ¡Rompe Ralph!, llega a nuestros cines después de haber obtenido una acogida más que favorable en taquillas estadounidenses.

La zona de recreativos está siempre concurrida, pero cuando se echa el cierre los protagonistas de las máquinas tienen sus propias vidas particulares. El fortachón Ralph está cansado de ser “el malo” dentro de su juego, porque ello conlleva una vida triste, solitaria y aburrida; en su intento de convertirse en héroe para ganar reconocimiento y respeto, se cruzará con una serie de variopintos personajes con los que compartirá aventuras sin límites. Este singular homenaje a los videojuegos, que despertará nostalgia entre los mayores y entusiasmará a los pequeños por su frescura, tiene por coprotagonista a una traviesa conductora que lleva la pasión por la velocidad en las venas y a un maquiavélico villano cuyos planes de dominación ponen en peligro a todos.

¡Rompe Ralph!, dirigida por Rich Moore y basada en el juego “arcade” Fix it Felix Jr, que cumple ahora tres décadas, es una divertida y emocionante mezcla de color, un diseño visual brillante y acción sin medida, que llega a las pantallas para postularse como obra anual, si no maestra, al menos sí casi perfecta de la factoría Disney. En palabras de Moore, “tiene el estilo clásico de Disney mezclado con influencias del anime; tenemos cuatro mundos bien diferenciados [los juegos Sugar Rush, Hero’s Duty y Fix it Felix Jr. más la Estación Central de Juegos, es decir, la zona de recreativos, que es la que conecta a todos]”.Quienes crecieron con videoconsolas de 8 ó 16 bits adorarán los cameos de personajes como Sonic y Robotnik de Sonic the Hedgehog, Ryu y Chun-Li de Street Fighter, Bowser de Mario Bros. o los pequeños personajes de Pac-Man

Durante la gestación de esta película, que se ha extendido la friolera de diez años, Disney ha invertido más de 165 millones de dólares, cantidad que parece perfectamente amortizable teniendo en cuenta que solo en su primer fin de semana en las grandes pantallas, el primero de noviembre, ya ha recaudado más de 50 millones de dólares. El guión de esta fantástica propuesta presenta momentos brillantes y combina de un modo muy acertado el entretenimiento con el ingenio; entre otros, en su producción han intervenido  John C. Reilly y Sarah Silverman , encargados de poner voces a los protagonistas, o incluso Rihanna y Owl City, que interpretaron para la ocasión Shut up and drive y When can I see you again?, respectivamente.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=FlKdyQavzdE[/youtube]

Imagen y vídeo cedidos por Walt Disney Animation Studios

1 Comentario

Dejar respuesta