La magia brasileña al servicio del balón

2
370

Se trata de mi primer artículo y me encuentro muy emocionado ante la experiencia de escribir en una revista digital, así que procuraré hacerlo lo mejor posible. Os voy a dejar una pincelada de lo que pretendo con esta sección: descubriros nuevos jugadores (algunos desconocidos y otros que sí nos suenan) que, a mi parecer, pueden llegar a la cima del fútbol mundial. Eso no significa que acaben siendo megacracks, pero al menos, en los primeros años de sus carreras como profesionales de este gran deporte, llevan una trayectoria que hace presuponer que lo serán.

Bueno, sin más dilación y con el motivo de ser mi primer texto os ofreceré una “doble ración”: ambos brasileños. Es bien sabido por todos que el fútbol sudamericano mama de la esencia del fútbol basado en el toque y el famoso jogo bonito en busca de la portería. Para ello se nutre de jugadores que explotan sus cualidades individuales y se interconectan con el resto del equipo para alcanzar el súmmum del buen juego. Muestra de ello es el fútbol en Brasil, donde sus jugadores se caracterizan más por su actitud atacante y desequilibrante que por su aspecto defensivo, donde, sinceramente, todavía deben mejorar. Y precisamente de esta escuela han salido mucho de los mejores jugadores del mundo como Ronaldo, Ronaldinho, Romario, Roberto Carlos, Pelé, Sócrates, Garrincha… y otros que todavía están por emerger como Coutinho o Neymar.

Philippe Coutinho Correia (Río de Janeiro, Brasil, 12 de junio de 1992). En la actualidad, Coutinho juega en el Inter de Milán de Rafa Benítez procedente del Vasco de Gama. El traspaso se cerró por una cantidad cercana a los 4 millones de euros y ciertamente parece poco dinero viendo la proyección del centrocampista brasileño. Su incorporación no fue inmediata, sino que tuvo que quedarse en el club de “regatas” hasta que cumpliera los 18 años.

Su debut dejó boquiabiertos a la gran mayoría de los presentes en el campo, con los consecuentes elogios del entrenador madrileño, que lo definió como “un joven de mucha calidad, que podrá representar el futuro del club”. En cuanto a su posición en el terreno de juego, su demarcación natural es la de mediapunta, justamente detrás de los delanteros. Aunque Benítez también lo suele colocar en una de las bandas (normalmente la izquierda) para que proyecte su ataque volcándose al medio. Debido a su gran habilidad con el balón en los pies, resulta muy común verle encarar y zafarse de los contrarios, así como desbordar por la banda para centrar el balón al corazón del área. Aunque todavía debe madurar física y tácticamente, está llamado a ser un referente tanto con los nerazzuri como con la canarinha, con la que ya ha debutado completando grandes encuentros.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=IDGVDK84pGI[/youtube]

Neymar da Silva Santos Júnior (Mogi das Cruzes, Estado de Sao Paulo, 5 de febrero de 1992). Pese a las millonarias ofertas tanto del Real Madrid como del Chelsea, el Santos Futebol Clube, su actual club, le ha conseguido retener, renovándole el contrato de forma sustancial (con una cláusula de rescisión de 45 millones de euros) , siendo uno de los jugadores mejor pagados del Brasileirao. Neymar siempre ha expresado su profunda admiración por Robinho, por lo que su formación en el Santos y el interés del conjunto madridista en su contratación no es casualidad.

Es uno de los mejores jugadores (por no decir el mejor) que se encuentra ahora mismo en la Serie A del Campeonato Brasileño de Fútbol. Se caracteriza por su facilidad para dejar contrarios en el camino con un gran repertorio de regates y fintas, por su gran agilidad y habilidad con el balón, así como por su gran definición de cara al gol. Gracias a su polivalencia en ataque, puede actuar por detrás de los puntas o bien como segundo delantero, pero siempre con la portería en la mira. Tiene un gran disparo que no duda en usar en cuanto ve alguna posibilidad para ello. No es raro verle caer al perfil izquierdo, desde donde parte hacia la meta rival. Pero no sólo juega con balón, sino que sus desmarques y su capacidad para atraer rivales dan muchas posibilidades a sus compañeros.

Posiblemente su único aspecto negativo es su carácter. Casualidad o no, en este aspecto se asemeja mucho a Robinho, su gran ídolo. Gran fragilidad mental que le hace tener comportamientos inauditos tanto dentro del terreno de juego como fuera de él. Un ejemplo de ello fue el encuentro que disputó el Santos contra el Atlético Goianiense en el mes de septiembre. El enfado del crack brasileño se debió a que su entrenador, Dorival Júnior, no le permitió lanzar una pena máxima que él mismo había provocado. Esto provocó el cabreo de Neymar, que se dedicó el resto del partido a ridiculizar al equipo rival con quiebros y fintas innecesarios, desembocando en los pitos de los aficionados.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=s9YIxYwtWG0&feature=fvst[/youtube]


Bueno, esto ha sido todo por esta semana. Hasta el próximo artículo de análisis.


Fuente del texto:
Elaboración propia.

Fuente de las imágenes:
Gstatic

2 Comentarios

  1. A Neymar le sobra calidad, pero la fama y la cantidad de dinero que está ganando le dejaron con las ideas turbias. Por su culpa echaron al ex entrenador Dorival Júnior, por no convocarle a dos partidos. Pero si Neymar un día quiere ser un gran jugador tiene que asumir sus limitaciones y seguir trabajando como todos los demás.
    Mañana sale la lista de Brasil para el partido con Argentina, a ver si Neymar estará en ella…

Dejar respuesta