La lucha diaria contra la báscula

0
230

Como tod@s sabemos, hoy en día el 90% de la población, por no decir toda, estamos preocupados por guardar nuestra línea, sino es por estética lo es por problemas de salud más graves. Y aunque parece que es un tema dedicado a la mujer, no es así, ya que cada día hay más hombres preocupados por su figura.
Lo más importante para bajar esos kilitos que nos sobran, o para mantenernos en nuestro peso ideal, es seguir una comida sana y equilibrada, acompañada de los ya famosos 2 litros de agua diarios, y un poco de ejercicio. No os digo que os apuntéis a un gimnasio, basta con bajarse una parada antes del autobús y caminar a nuestra casa, salir a pasear a un ritmo ligero, o utilizar las escaleras en lugar del ascensor. Ya veréis que con gestos así, tendremos una mejor calidad de vida.

No hay que olvidar que si nos entran ganas de comer y no podemos esperar a una de las comidas principales del día, por favor, no nos devoremos una caja de dulces. Sabemos que es lo que más apetece en estos casos, pero hay que tener fuerza de voluntad. Chic@s, todo está en la mente.

  • Es bueno que en nuestra dieta haya alimentos con gran contenido en agua (fruta y verdura), que haya mucha fibra y sobre todo hay que evitar los hidratos de carbono.
  • Evitar enemigos como los refrescos azucarados, el alcohol, la comida rápida y los dulces derivados de la bollería industrial.
  • Muy importante: es necesario hacer cinco comidas al día. Que nadie se piense que por hacer desayuno, comida y cena se va a perder más peso. Tenemos que tomar un tentempié ligero a media mañana y para merendar. Eso sí, en las comidas principales hay que moderar la cantidad, teniendo en cuenta que el desayuno ha de ser fuerte, la comida media y la cena ligerita. Y recordad: cuando tengáis hambre, picad algo de fruta.
  • Hay que hacer las comidas a la plancha o al vapor. Es mucho más recomendable que las frituras.
  • En el mercado encontramos diuréticos que nos ayudan a eliminar líquidos y grasas, como el té rojo, ideal para estos casos. Se tienen que tomar al día tres vasos de té, uno por la mañana, otro después de comer y uno más después de cenar. Si se tiene anemia, es aconsejable tomarlo pasada una hora desde cada comida, así se absorberá el hierro de los alimentos.
  • Para los que tenéis problemas de estreñimiento, tomar nada más levantarse un kiwi o antes de acostarse una cucharada de salvado, muy rico en fibra.
  • Un truco que nos ayuda es masticar la comida más despacio de lo habitual. A la vez que viene bien a la hora de hacer la digestión, nos resultará más saciante.
  • La dieta debe tener unas 1.200 o 1.500 calorías diarias, ni más ni menos, y ha de ser baja en grasas y rica en fibra.
  • No hagáis caso de las llamadas dietas milagrosas, ya que si perdemos peso demasiado rápido, a parte de que no es aconsejable para la salud, ganaremos el peso en muy poco tiempo.
  • Seguid los consejos del médico o el endocrino, son quienes más os pueden ayudar.
  • Y lo más importante, cuando lleguemos a nuestro peso deseado: mantened los mismos hábitos, ya que si no volveréis a ganar esos kilitos que tanto cuesta que se vayan.

Ánimo a tod@s!!

Fuente de las imágenes:
www.lacoctelera.com

1 Comentario

  1. Estoy de acuerdo Tania en casi todo lo que dices, pero se te olvida algo. Todo es importante, incluso el exceso de calorías en muchos casos. Las grasas son fundamentales para el organismo y no digamos los hidratos de carbono, la gasolina del cuerpo. Y cuanto más ejercicio se hace, más hay que consumirlos. Además de ello, no está de más, de vez en cuando, consumir algún tipo de “mierda”. Ea grasa en pequeñas cantidades, también la necesitamos…

  2. Muchas gracias Martiño, por cierto, me encanta A Coruña, es uno de mis rincones preferidos, ánimo para soportar el tiempo que está haciendo estos días! Saludos

Dejar respuesta